José María Rueda niega haber insultado a la Policía

La Fiscalía ha pedido 360 euros de multa al concejal por supuestamente llamar "payasos" a varios agentes de la Policía Local

EUROPA PRESS GRANADA

El concejal y secretario local del PSOE en Granada capital, José María Rueda, ha negado ante el titular del Juzgado de Instrucción 9 de Granada haber insultado a la Policía Local durante el pleno del pasado 30 de mayo en el que se desalojó a los vecinos de Santa Adela que acudieron a la sesión con motivo del debate de una moción sobre la barriada.

Rueda ha sido citado a declarar este lunes en un juicio de faltas celebrado a raíz de la denuncia que la Policía Local interpuso contra él por supuestamente llamar "payasos" a los agentes y contra una vecina que supuestamente se resistió al desalojo. Se enfrentan a una petición fiscal de 360 euros de multa cada uno por una falta de alteración del orden de reunión y por otra de falta de respeto a la autoridad.

Durante la sesión, los agentes han relatado que se trató de un desalojo "tenso, con resistencia física" y uno de ellos afirma que escuchó a Rueda decir "no hagáis caso a los payasos de la Policía que siempre la lían", aunque ha reconocido que "no se sintió insultado" ni vio menoscabada su autoridad.

Rueda ha defendido que en ningún momento insultó a los agentes ni los llamó "payasos", como ellos han alegado, sino que se dirigió al presidente del pleno, en aquel momento el primer teniente de alcalde y concejal, Juan Antonio Mérida, para pedirle que interviniera, de modo que el desalojo fuese "más ordenado y civilizado".

En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, también ha declarado una vecina que ha sido denunciada por los agentes y que ha negado que se resistiera al desalojo, afirmando que la Policía le cogió directamente para sacarla de la sala y que ella sólo empezó a gritar cuando le comenzaron a hacer daño, habiendo aportado a este respecto un parte de lesiones.

El Ministerio Fiscal considera que los dos acusados han cometido una falta de alteración del orden de reunión y otra de falta de respeto a la autoridad por las que solicita una multa de 120 euros y otra de 240 euros para cada uno.

Tanto la defensa del secretario local del PSOE en la capital como la de la citada vecina han solicitado la libre absolución.