Los accidentes de ciclistas en carretera aumentan un 44% en lo que va de año

Un grupo de ciclistas circula por la carretera N-323 entre Alhendín y Otura, mientras un turismo espera para adelantar. /
Un grupo de ciclistas circula por la carretera N-323 entre Alhendín y Otura, mientras un turismo espera para adelantar.

Tráfico registra 62 siniestros con bicicletas en vías interurbanas desde el 1 de enero, con un muerto y 70 heridos de diversa gravedad

MIGUEL MARGINEDA

El fallecimiento el pasado fin de semana de dos ciclistas aplastados por un camión en Navarra ha puesto en evidencia la inseguridad que sufre este colectivo en las carreteras.

Este miércoles un grupo de ciudadanos cortaba el tráfico con sus bicis en el centro de Granada para exigir respeto a los conductores. Las estadísticas revelan que entre el 1 de enero y el 23 de junio se han producido 62 accidentes con ciclistas en vías interurbanas granadinas, un 44% más que el mismo período de 2013, además de los 44 que sucedieron en las calles de la capital, lo que hace un total de 106 en medio año.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, en lo que va de año se han producido 19 incidentes más que el mismo período de 2013. La misma fuente indica que sólo hubo un fallecido, cinco heridos graves y 63 leves, datos muy similares a los del año anterior, que sólo varían en la cifra de heridos leves, 41.

La entrada en vigor de la modificación de la Ley de Tráfico no ha hecho efecto aún en la sensación de inseguridad que padecen los ciclistas en las carreteras de Granada. Eso se desprende de las palabras de Ángel Camarero, delegado provincial de la Federación de Ciclismo, quien asegura que, «aunque la nueva ley está muy bien, de nada sirve si la gente no se conciencia de que la carrocería de un ciclista es su cuerpo. Hoy por hoy, salir a la carretera es jugársela todos los días».

La cifra 'positiva' se ha producido durante el mes de mayo, cuando hubo sólo diez accidentes con ciclistas, uno más que el año anterior. La Jefatura Provincial de la DGT considera que la entrada en vigor de la modificación de la Ley de Tráfico, que entró en vigor el 9 de mayo, «refuerza la seguridad de los ciclistas».

Las vías urbanas tampoco se libran. La Policía Local de Granada ha registrado en lo que va de año 44 accidentes con bicicletas, con dos heridos graves y 32 leves. De los ciclistas implicados, 40 eran hombres y cuatro mujeres. La causa más habitual fue la colisión entre turismo y bicicleta, 30 de 44. Con menor incidencia, cuatro accidentes se produjeron por caídas de la bici, cuatro fueron atropellos a peatones y seis, choques entre bicicletas y motos.

Por su parte, Camarero pide atención y respeto a los conductores, guardar la distancia de seguridad y avisar de los adelantamientos con el claxon antes de iniciar la maniobra. Aunque ya lo recogía el Reglamento de Circulación, la nueva ley eleva esta situación a rango normativo con el fin de reforzar la seguridad de los ciclistas, de modo que el vehículo que adelante a un ciclista deberá guardar una separación lateral mínima de 1,5 metros y podrá ocupar parte o la totalidad del carril contiguo o contrario. Está prohibido adelantar a un ciclista si la maniobra pone en peligro o entorpece su marcha o la de quienes circulan en el mismo sentido o en el contrario al vehículo que se va a adelantar.

«También hay conductores con educación y ciclistas que no la tienen, pero hay muchos que es como si no nos viesen. Voy a ponerme una camiseta del Madrid o del Barça cuando salga para que me vean mejor», comenta el veterano ciclista.

Uno de los problemas que sufren los ciclistas es el mal estado de los arcenes, que suelen estar más sucios que el resto de la calzada y donde se producen muchos más pinchazos y rodar es más complicado. El carril-bici tampoco se libra de las críticas. Por una parte, los ciclistas más 'profesionales' no los usan por no ser «adecuados» para velocidades de más de 20 km/h. Por otra parte, señalan que muchos «no están muy cuidados» y discurren de forma intermitente.

Según Camarero, todos los alrededores de Granada son las zonas más peligrosas de la provincia, con mucho tráfico y poco civismo por parte de algunos conductores. «Todos los días llego a casa con los pelos de punta después de que los coches me pasen rozando», comenta.

Como ejemplo de la situación de inseguridad que denuncian los ciclistas, el responsable de la Federación señala que hace diez años se celebraban más de cien pruebas de ciclismo en carretera en la provincia de Granada, mientras que hoy en día no llegan ni a veinte las que se hacen cada año. «Debido a la peligrosidad de las carreteras, cada vez más personas optan por hacer bici de montaña, comenta Camarero.

Un fallecido

El pasado sábado, un ciclista de 65 años falleció tras volcar con su bicicleta sobre el asfalto y recibir un fuerte impacto. El accidente ocurrió en el kilómetro 18 de la carretera A-385 entre Otura y Santa Fe. Una vía secundaria bastante frecuentada por ciclistas y en especial los fines de semana.

En verano de 2013, un adolescente de 16 años de edad falleció después de precipitarse con su bicicleta ante la mirada de su amigo por una ladera del Parque de Invierno en dirección al río Darro, en el monte ubicado frente al Sacromonte.

Ángel Camarero recuerda también la muerte del conocido ciclista granadino Nicolás García Gijón, que fue arrollado por un vehículo en 2011 en el Suspiro del Moro.