Moreno Bonilla propone otra gestión de la Alhambra para que los beneficios redunden en Granada

Moreno Bonilla, con La Alhambra a sus espaldas /
Moreno Bonilla, con La Alhambra a sus espaldas

El presidente del Partido Popular andaluz se ha reunido esta mañana con representantes del sector turístico de la ciudad

JAVIER F. BARRERA

El presidente del Partido Popular de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, visitó este domingo Granada, donde se reunió con representantes del sector turístico de la ciudad y de la Federación de Hostelería.

Al acto que tuvo lugar en un emblemático establecimiento del Albaicín acudió multitud de cargos políticos del Partido Popular en Granada. Tras la reunión de trabajo, Juan Manuel Moreno Bonilla compareció ante los medios de comunicación a las doce del mediodía.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez López, fue el encargado de presentar al presidente del Partido Popular andaluz. En sus palabras destacó que el sector turístico general el 15% del Producto Interior Bruto de la provincia granadina «y que es junto a la agricultura el sector más potente de generación de riqueza», para contextualizar el interés de la reunión de trabajo mantenida.

Santiago Pérez López quiso resumir el espíritu de la reunión y afirmó que «se trata de constatar que la Alhambra puede dar mucho más a Granada y que hay que acelerar la simbiosis para que se generen más beneficios».

En el marco incomparable

El presidente del Partido Popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, destacó el marco incomparable del Albaicín y la Alhambraal comenzar su intervención para avanzar que la reunión con los representantes del sector turístico en Granada «ha sido productiva» donde se ha dejado constancia «que la Junta les da la espalda».

La propuesta que hizo se enmarca en la frase «otra gestión de la Alhambra es posible» con el objetivo de que «los beneficios de la Alhambra redunden en Granada».

Reforma fiscal

Moreno Bonilla empleó la mayor parte de su comparecencia informativa en explicar la reforma fiscal emprendida por el Gobierno que preside Mariano Rajoy. Tuvo el acierto de desglosar muchos datos con su repercusión directa en Andalucía, «mi tierra», no se cansó de repetir una y otra vez.

En resumidas cuentas, destacó que la reforma fiscal es «justa, equitativa y social» y se apoyó en datos como los siguientes: 2,7 millones de andaluces dejan de tributar con esta reforma, que si se suma a los pensionistas, «beneficia a cuatro millones de andaluces de rentas medias y bajas», señaló.