Anulan el nombramiento 'a dedo' del adjunto a la Asesoría Jurídica municipal

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Granada estima que se creó un puesto directivo cuando debió ser una plaza de carrera

M. V. COBO

El nombramiento por el sistema de libre designación -sin pasar oposición ni concurso- del adjunto a la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Granada ha sido anulado por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de la capital en una sentencia del mes de mayo a la que ha tenido acceso este periódico. Estima el titular del juzgado que el sistema elegido no fue el adecuado, ya que para una plaza de oficial letrado, que son las funciones que este cargo iba a desempeñar según el escrito judicial, debía haberse abierto un concurso. Fuentes del Ayuntamiento han señalado que esta sentencia ya ha sido recurrida por parte del Consistorio, y la persona que ocupa el cargo sigue en el puesto.

La sentencia, fechada el 7 de mayo de 2014, estima el recurso presentado por dos particulares que en julio de 2013 interpusieron un recurso contencioso-administrativo contra el decreto del teniente alcalde de Personal que nombraba, por el sistema de libre designación, a una persona en el puesto de adjunto al titular de la Asesoría Jurídica. Estos dos particulares llegaron hasta los tribunales al haber desestimado el Ayuntamiento el recurso de reposición que habían presentado previamente por vía administrativa.

En el recurso, los demandantes solicitaban la anulación del nombramiento 'a dedo', lo que iba en contra de la carrera administrativa, y de forma indirecta se impugnaba también la relación de puestos de trabajo (RPT) en la que se había creado esta plaza como un puesto de libre designación.

Derecho a la movilidad

La sentencia detalla que los dos recurrentes son oficiales letrados del Ayuntamiento, lo que les ampara a la hora de reclamar también el derecho a la movilidad administrativa, «dado que en la demanda se defiende que el puesto creado únicamente podría ser adjudicado a quien ostente la condición de oficial letrado del Ayuntamiento de Granada, condición que no ostenta quien resultó adjudicatario de la plaza».

En la sentencia se detalla que la plaza de adjunto a la asesoría jurídica supone «la creación de una figura de nuevo cuño hasta entonces inexistente». Además, esta nueva figura supone «la amortización de una plaza de oficial letrado».

El titular del juzgado apunta que las «funciones específicas previstas para el adjunto al titular de la asesoría jurídica son idénticas a las de oficial letrado del Ayuntamiento, por lo que la primera conclusión a la que debe llegarse es que a través del procedimiento de libre designación se ha creado un puesto de oficial letrado».

Apunta la sentencia que ese nuevo oficial letrado está llamado a sustituir al titular de la asesoría jurídica, pero señala que «no procede utilizar este procedimiento para la designación de oficiales letrados». Concluye el juez que «la alegada desviación de poder concurre (...) por la utilización del sistema de libre designación propio de órganos directivos. De esta forma, se «elude que el puesto de adjunto al titular deba proveerse mediante concurso lo que va en detrimento del derecho a la carrera administrativa.

Por todo ello, la sentencia «anula y deja sin efecto» las resoluciones impugnadas en el recurso presentado por los dos oficiales letrados. El Ayuntamiento ha hecho uso de la posibilidad que tenía de presentar recurso de apelación contra la sentencia. Y la persona nombrada sigue ocupando el mismo puesto mientras se resuelve el recurso.

CGT

Para el representante de CGT en el Ayuntamiento de Granada, Justo Fernández, esta es la «enésima sentencia que el Ayuntamiento pierde por los nombramientos del personal». El sindicalista apunta que, «pese a que se les acumulan las sentencias en contra, siguen actuando de la misma manera, en contra de lo que dictan los jueces».

El representante de CGT apunta que el nombramiento que se anula con esta sentencia «fue un puesto creado a dedo para una persona que suspendió las oposiciones».

Justo Fernández critica que esta forma de actuar, la «abusar de la libre designación», es habitual en el Ayuntamiento. Y apunta a los recientes cambios que se han acometido en el área de Urbanismo, «donde se han sustituido puestos de jefes por concurso de méritos, por otras plazas que se designan por libre designación».

El representante sindical apunta que esta sentencia deja claro, a su juicio «la creación artificial de plazas y el abuso de la libre designación por parte del Ayuntamiento».

Para el sindicato, la política de personal del Consistorio presenta otras lagunas, como la composición de los tribunales de las oposiciones, que para ellos presenta algunos problemas y que llevan tiempo denunciando. «Los tribunales siguen estando integrados por personal afín al Partido Popular, y no se hacen bolsas de trabajo, por lo que no sabemos cómo se hacen las contrataciones», denuncia Fernández. Para el representante del sindicato CGT, con esta forma de proceder, «la ciudadanía pierda las garantías de imparcialidad que les ofrecen los funcionarios».