Los salarios de los empleados públicos se han reducido un 25% en cuatro años

Protesta de empleados públicos granadinos contra la congelación de sus salarios./
Protesta de empleados públicos granadinos contra la congelación de sus salarios.

Un 70% de los 59.000 trabajadores que prestan sus servicios para las administraciones no llegan hoy en día a ser siquiera mileuristas

MIGUEL ALLENDE

Los 59.000 empleados públicos que trabajan en Granada al servicio de las distintas administraciones -Estado, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y ayuntamientos- han padecido un drástico recorte en sus salarios como pocos colectivos de trabajadores. Según el último estudio sobre este asunto que ha elaborado el sindicato UGT, la merma que les han aplicado en los últimos cuatro años -los que van de 2010 a 2013, ambos incluidos- es de un 25% en sus ingresos, siempre en términos medios.

Las políticas de recortes que pusieron en marcha a partir del mencionado año las citadas administraciones, han logrado reducir el déficit que soportaban las mismas pero a la vez han dejado el salario mensual de sus trabajadores en 1.100 euros, con el agravante de que un 70% de este colectivo no llegaba el pasado año a ser siquiera mileurista.

Todos estos trabajadores han dejado de ingresar cada mes unos 200 euros, igualmente por término medio, por lo que al tener unos ingresos en el filo de los mileuristas, su capacidad adquisitiva se ha hundido sin paliativos. Cuestión que han de añadir a la supresión de días de descanso que les ha aplicado y al aumento de la jornada laboral que también les ha sido impuesta.

El informe elaborado por la Federación de Servicios Públicos (FSP) de la UGT de Granada, explica que este colectivo ya sufrió un recorte salarial del 5% en 2010. Y a partir de ese momento, la congelación salarial ha ido aplicándoseles año tras año, a lo que cabe añadir otras medidas igualmente duras, que derivan de los distintos decretos normativos aprobados para garantizar la estabilidad presupuestaria y por los que se les suprimieron la paga extra de 2012, entre otros recortes.

Los recortes salariales han empobrecido claramente a los empleados públicos granadinos como a los del resto del país, a juicio de FSP-UGT, pero su situación se ha visto agravada porque a la misma hay que añadir el importante aumento de los impuestos directos e indirectos que las mismas administraciones para las que trabajan, han aplicado a todos los ciudadanos. También porque se les han subido las bases de cotización en los distintos regímenes de la Seguridad Social. «Si sumamos todo ello, obtendremos que el poder adquisitivo de los empleados públicos granadinos se situaba al término del pasado año en términos de hace una década, alcanzado esa pérdida media del 25%», afirma José Antonio Enríquez, secretario general de FSP-UGT.