La avalancha de reclamaciones en Granada por el 'céntimo sanitario' colapsa Hacienda

Miles de transportistas, taxistas y agricultores exigen que el Gobierno les devuelva los 4,8 céntimos por litro a que obliga Europa

MIGUEL ALLENDEGRANADA
Un camionero se dirige a abonar la factura que supone un tanque de combustible. :: ALFREDO AGUILAR/
Un camionero se dirige a abonar la factura que supone un tanque de combustible. :: ALFREDO AGUILAR

Los profesionales granadinos del transporte, tanto de mercancías como de personas, junto con los taxistas y los agricultores, no han tardado en reaccionar tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que dictaminó como «contrario al Derecho» el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, más conocido popularmente como céntimo sanitario. Desde que se produjera el fallo judicial el pasado 27 de febrero, todos estos colectivos se han puesto manos a la obra para que el Ministerio de Hacienda les devuelva lo que les ha cobrado de manera ilegal. Las reclamaciones solo se han podido presentar desde que la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) abriese un modelo normalizado de solicitud en su página web, donde aparecen las instrucciones y los requisitos que deben cumplirse para tener derecho a la devolución. Como es comprensible, cada solicitud debe de ir acompañada de los justificantes del consumo de combustible para que este organismo pueda llevar a cabo las comprobaciones que estime pertinentes antes de proceder a la devolución de las cantidades que se le reclamen.

Hay que recordar que el mencionado impuesto estuvo en vigor desde el uno de enero de 2002 hasta el mismo día de 2013, fecha en la que pasó a formar parte del Impuesto Especial de Hidrocarburos, aunque a efectos prácticos el consumidor del combustible no ha notado diferencia alguna desde esa fecha y hasta la de la sentencia del citado Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El tramo estatal del mencionado impuesto fue aplicado por igual en todas las comunidades autónomas y ascendía a 2,4 céntimos por litro, pero no así el tramo autonómico que aplicaron 13 de las 17 comunidades del Estado español. Especialmente gravoso fue en el caso de Andalucía, que optó por irse al máximo permitido por la ley que es de 4,8 céntimos por litro para combustibles como la gasolina, el gasóleo y el queroseno, este último que es el que utilizan los aviones. También ha afectado, aunque en menor cuantía, al gasóleo de calefacción.

¿De cuánto dinero estamos hablando en la provincia de Granada? Las primeras estimaciones hechas por los distintos sectores a los que afecta la decisión europea sitúan la devolución entre los 65 y los 70 millones de euros. Pero esta cantidad es absolutamente aleatoria, puesto que no tiene en cuenta a los particulares que son los más perjudicados, ya que muy pocos han guardado los correspondientes tickets de suministro de combustible cada vez que han repostado sus vehículos y sí toma en consideración a todos los vehículos de los sectores antes mencionados, cuando algunos de estos profesionales no presentarán la reclamación porque no cuentan tampoco con soporte documental que la avale.

Sea como fuere, lo cierto es que la Ley General Tributaria estipula en su artículo 66 que el derecho a recuperar las cantidades cobradas de forma indebida por Hacienda prescribe a los cuatro años. Para el caso concreto del que hablamos, afectaría tan solo a los ejercicios de 2010, 2011 y 2012, porque en el del pasado año dejó de existir como tal el céntimo sanitario. Así lo confirma el delegado de la AEAT en Granada, Francisco Ruiz, quien también corrobora la entrada masiva de reclamaciones en la web. «Nosotros somos los que tenemos que resolverlas a nivel provincial, en las oficinas gestoras que dependen de esta delegación», afirma. Ruiz añade que esto supone una carga de trabajo considerable para los funcionarios, pero también deja claro que la profesionalidad de éstos lo sacará adelante junto con el resto de sus obligaciones.

Transportistas

El presidente de la Asociación General de Transportistas (AGT) de Granada, Juan Ordóñez, confirma el aluvión de reclamaciones que ha recibido su organización desde que Hacienda abriese la página web de la AEAT donde tramitarlas, a mediados del pasado mes de marzo. «Estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para atender a todos nuestros socios y también a otros camioneros, que buscan asesoramiento en nuestra organización para llevar adelante las reclamaciones», opina Ordóñez. Sobre la cuantía media que solicita una empresa de mediano tamaño con seis vehículos de gran tonelaje, este empresario cifra la cantidad en unos 12.000 euros por cada uno de los tres ejercicios que permite la ley. «Tenga en cuenta lo que consume un vehículo de este tamaño y la cantidad de kilómetros que recorre cada mes, de ahí la importancia que tiene para cualquier transportista que nos devuelvan el céntimo sanitario», añade.

Por lo que al transporte de personas respecta, quien se posiciona es Valeriano Díaz, vicepresidente de Fandabus y director de Alsa en la zona del Mediterráneo. Según la información de que disponía, son muy numerosas las reclamaciones que se tramitan a nivel particular por las empresas de autobuses radicadas en la provincia de Granada. En este punto, Díaz recuerda que son unos 600 los vehículos adscritos a las mismas y que el volumen de combustible que gastan es muy elevado. «Si tomamos el cálculo de la reclamación del céntimo sanitario que importaría unos 600.000 euros en los últimos tres años y lo dividimos por cada vehículo, veríamos como tan solo en un ejercicio podemos hablar de que recuperaríamos unos 350 euros, que es una cantidad importante», afirma Díaz. El representante de Fandabus agrega que desde que se conoció el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea «lo que hemos recibido no ha sido solo muchas peticiones de asociados y empresas radicadas en Granada, sino también toda una auténtica avalancha de ofertas de gabinetes especializados, de abogados, que nos muestran sus servicios para llevar adelante nuestras reclamaciones», apostilla.

Taxistas y agricultores

Los taxistas granadinos conforman otro de los colectivos directamente afectados por la ilegalidad del céntimo sanitario. El presidente de la gremial del sector en Granada capital, Juan Túnez, asegura que las numerosas llamadas y peticiones de tramitación por parte de los 560 profesionales de la capital «están ahora mismo en manos de nuestros servicios de asesoría jurídica, que son los que tienen que decirnos cómo actuar, aunque creo que las reclamaciones se harán a título individual y a través de la página web del ministerio». En una primera estimación aproximada, Túnez calcula que lo que podría reclamar un taxista en concepto de céntimo sanitario serían unos 200 euros al año, lo que elevaría a un total de 600 si se computan los tres ejercicios en los que la devolución aún no ha prescrito. «Está claro que aunque no sea mucho dinero, los taxistas tienen interés en recuperarlo porque el sector está como está, padeciendo de lleno la crisis y todo lo que sean ingresos, pues son bienvenidos», añade el representante del sector. Este colectivo tiene a su favor que una gran mayoría de afectados, pueden justificar sin problemas el consumo mediante las facturas que han ido acumulando con el paso del tiempo.

El último colectivo testado por este periódico, en el que están enclavados agricultores y ganaderos, también es consciente de que puede recuperar lo que ha pagado por el céntimo sanitario. Nicolás Chica, secretario provincial de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), afirma que «nuestro sector juega con la ventaja de que ha guardado las facturas del gasóleo, por lo que no será difícil justificar el gasto que hemos tenido». Añade que su organización se ha visto desbordada de peticiones de información que se están atendiendo y canalizando hacia la web referida. Según sus datos, para una explotación media de unas 2,5 a 3 hectáreas de terreno se consumen unos 10.000 litros de combustible al año, lo que supone que el profesional puede reclamara unos 500 euros. Este tipo de explotaciones contarían, al menos, con un tractor y maquinaria complementaria.

¿Y los conductores particulares? Pues si conservan los tickets de sus repostajes en las gasolineras sí pueden también pedir que Hacienda les reintegre el dinero. En caso contrario, tienen la batalla perdida.

Fotos

Vídeos