Encontrar pareja por Internet ahorra la mitad de dinero

Estrategas de mercado de ConvergEx Group cifran la diferencia de gastos entre las citas online y las tradicionales

JUAN RAMÓN OLMOSGRANADA
Encontrar pareja por Internet ahorra la mitad de dinero

Cualquiera se podría imaginar que encontrar pareja por Internet es más barato que en persona. Para empezar, si desde el principio no hay 'feeling', no hay que pagar las cenas ni el cine o la actividad adicional que se plantee para intentar crear vínculo. Basta con apagar el ordenador y a otra cosa. La novedad, en este caso, es que unos analistas de ConvergEx Group, una compañía norteamericana, han intentado cifrar la diferencia entre ambas opciones. Y el resultado es, cuanto menos, apreciable.

En este artículo publicado en Business Insider, los miembros de ConvergEx, usando unos datos de statisticbrain.com, establecen que la fase de 'cortejo' de las parejas que se forman de manera 'tradicional' suele durar -hasta llegar al momento en que se casan- unos tres años y medio. En cambio, las que contactan por primera vez en Internet suelen ir mucho más deprisa y tardan 24 meses menos, un año y medio. Una diferencia con claras repercusiones económicas.

Y es que, según sus cálculos, cada cita semanal puede costar unos 93 euros, entre comidas y bebidas en un buen restaurante más dos entradas para el cine junto a sus correspondientes palomitas. Un precio probablemente excesivo comparado a lo que se gastaría en nuestro país, pero no deja de ser un cálculo estadounidense. Multiplicando esa cifra por los 42 meses de media de relación, serían casi 4.000 euros el resultado.

Por contra, en el caso de las relaciones 'online', al ser más corto el camino que lleva desde conocerse en persona hasta el momento del matrimonio, hablaríamos de 1.674 euros gastados en las citas de toda la vida, más unos 170 euros que se gasta de media cada usuario por formar parte de webs especializadas en encontrar pareja -siempre según los cálculos de ConvergEx-. El resultado no alcanza los 2.000 euros, por lo que se podría concluir que cada miembro de la pareja creada en Internet se ahorra unos 1.000 euros respecto a aquellos que se conocen en persona.

Eso sí, el análisis llevado a cabo por esta web norteamericana no entra a analizar cuáles de estas relaciones suelen tener más éxito y cuáles no. Lo único que está claro es que esta situación se produce en un panorama en el que cada vez más parejas eligen no casarse, al menos en Estados Unidos. Aseguran que la causa puede estar en ver cómo los matrimonios de sus padres o los de los padres de sus amigos fracasaron y acabaron en divorcio, lo que les hace ser cada vez más cautos a la hora de dar el gran paso... y quizá cada vez más, por ello, miren cada vez más a su bolsillo.