Granada aprobará que se pueda fumar en los porches cubiertos de los bares del Centro

Una modificación del Plan Especial regulará el consumo de cigarrillos en los espacios abiertos y cubiertos de los locales de ocio

DANIEL OLIVARESGRANADA
Clientes de un bar fuman en el soportal de calle Ganivet, donde supuestamente no está permitido. :: R. I./
Clientes de un bar fuman en el soportal de calle Ganivet, donde supuestamente no está permitido. :: R. I.

La normativa no es clara al respecto y nada prohibe -pero tampoco permite- que se pueda fumar en los espacios abiertos y cubierto en esquina de algunos locales de ocio (bares, restaurantes, pubs y discotecas) del centro de la capital. No se trata de las terrazas desmontables instaladas en invierno, sino de esos locales que poseen una especie de porche o soportal, haciendo esquina, por ejemplo, que es anterior a la puerta de acceso y cuyas paredes están abiertas a la calle.

Hasta la fecha no había regulación sobre este tipo de instalaciones y el Ayuntamiento de Granada, a través de la Concejalía de Urbanismo, ha decidido regularlo, según anunció ayer la edil Isabel Nieto. De hecho, la próxima Junta de Gobierno local llevará en su orden del día un punto para someter a aprobación un proyecto de «innovación o modificación de la normativa del Plan Especial Centro para regulación de los espacios abiertos y cubiertos para fumadores en locales de ocio».

Nieto detalló que «los locales que abren esas esquinas, esos porches, no están regulados, y por lo tanto, no está prohibido (fumar). Pero lo que no está regulado, los técnicos de Cultura (de la Junta de Andalucía) consideran que lo pueden prohibir. Y se está dando la situación de que en unos casos se está admitiendo y en otros no». La edil apuntó que los servicios jurídicos del Ayuntamiento entienden «que esto no puede ser, que es una aberración y que, para mayor seguridad jurídica, debemos regularlo».

El Plan Centro recoge en su normativa que, tanto en los soportales como en los espacios de uso público de tránsito incorporados al viario, como la calle Ganivet, está prohibido. «Los técnicos de la Junta», según Nieto, «dicen que un porche de fumadores puede considerarse un soportal y puede estar prohibido (fumar)». Para la concejala, en cambio, un porche «es un espacio privado, no un espacio público de tránsito, no está incorporado al viario público y no consideramos desde el Ayuntamiento que se pueda asimilar».

La modificación permitirá estos espacios «siempre que queden integrados en la composición general de la fachada y que se clausuren, durante el horario que no está abierto al público, con los mismos elementos previstos para el cierre de los comercios». Al margen quedan las casas catalogadas o protegidas, «porque no se pueden tocar». La ley de fumadores permite fumar «si tienes dos fachadas abiertas», recordó Isabel Nieto, con lo cual, la normativa ampara esta medida.

Unificar estética en calles

De igual forma, la Junta de Gobierno aprobará otro proyecto de modificación del Plan Especial Centro para aplicar las condiciones generales de estética urbana en las «zonas de borde», es decir, en las calles que hacen de 'límite' para establecer cuál es el centro de la ciudad. Según Nieto, se da el caso de que en una misma calle una acera está dentro del plan y regulada por esa normativa y, sin embargo, la de enfrente no lo está. Esta circunstancia se da, entre otras calles, en Solarillo de Gracia, Pedro Antonio de Alarcón, Plaza Menorca o una parte de Alhamar.