Suspenden el juicio de los Cármenes del Mar por un fallo en el sistema de grabación

Para la sesión habían sido citados más de medio centenar de peritos, testigos y demandados y una decena de abogados

EFEGRANADA

Un fallo en el sistema de grabación ha provocado que el juzgado de Primera Instancia 12 de Granada suspenda las cuatro sesiones del juicio señalado desde hoy para analizar los daños en 425 viviendas de una urbanización de Almuñécar (Granada), para el que se había citado a más de medio centenar de personas.

El juzgado de Primera Instancia número 12 de Granada se ha visto obligado a suspender las vistas ante la imposibilidad de grabar las cuatro sesiones previstas como exige la normativa vigente.

Para el juicio, que determinará la responsabilidad de ocho acusados en los desperfectos de 425 viviendas de la urbanización los Cármenes del Mar de Almuñécar (Granada) habían sido citados más de medio centenar de peritos, testigos y demandados y una decena de abogados.

En el acta de comparecencia, la juez ha relatado que se comunicó a los servicios informáticos de la Junta de Andalucía el fallo en el sistema de grabación con hasta cuatro llamadas, en las que alertó de la prioridad del acto por la "envergadura de la vista", para las que no han tenido respuesta "ni positiva ni negativa".

En el mismo escrito, la responsable del juzgado de Primera Instancia 12 de Granada ha adelantado que remitirá la incidencia a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia, al Decanato y a la Secretaría General Técnica de la Junta de Andalucía.

Este mismo juicio contra ocho personas como responsables en sus diferentes funciones de la construcción de la urbanización con daños estructurales ya se suspendió en octubre para ofrecer a las partes tres semanas de negociación que terminaron sin acuerdos.

La urbanización Carmen del Mar se vendió entre los años 2001 y 2005 con diferentes fases y un total de 425 viviendas, que la mayoría de sus propietarios compraron sobre plano por precios que rondaron los 100.000 euros y que, tras diferentes corrimientos de tierra, han sufrido diferentes daños.

Desde la construcción de la promoción, la ladera de Cerro Gordo en la que se ubican las viviendas ha sufrido corrimientos de tierra que han ocasionado el derrumbe de algunas de las casas, la clausura por riesgo de otras 15 y desperfectos graves en una amplia mayoría de las viviendas.

A estos daños se suman otros desperfectos en los viales, las zonas comunes, el cierre de jardines y la piscina, entre otras instalaciones, por lo que los propietarios interpusieron una demanda civil contra nueve responsables de toda la cadena para su construcción.

Los afectados se mostraron dispuestos a alcanzar un acuerdo para evitar que la demora en las actuaciones judiciales provocara la "ruina absoluta" de la promoción de viviendas ante un estudio que alerta del "colapso inminente" de la urbanización con las primeras lluvias.

Los demandantes se mostraron dispuestos a no percibir el total de la valoración de los daños pero sí la inversión suficiente para estabilizar la ladera, que un proyecto inicial con cifras ya desfasadas valoró cerca de cuatro millones de euros.

El juzgado ha fijado la vista para viernes alternos, con ocho sesiones que comenzarán el próximo 7 de febrero y que no terminarán hasta el 25 de abril por la falta de fechas libres y la posibilidad de que el fallo no se subsane de forma inmediata.

Los afectados han criticado que una cuestión informática ralentice la vista y han lamentado que esta dilación y las previsibles lluvias del invierno puedan empeorar su situación.