El Gobierno estudia vías de financiación para agilizar las canalizaciones de Rules

Explora una fórmula público-privada que impulse las obras en 2014, sin tener que esperar a los fondos europeos, y fija para enero una vital reunión con la Junta

MERCEDES NAVARRETEMOTRIL
La presa de Rules, desembalsando el agua con el que sueñan los regantes de la Costa. :: JAVIER MARTÍN/
La presa de Rules, desembalsando el agua con el que sueñan los regantes de la Costa. :: JAVIER MARTÍN

El Gobierno central está decidido a que 2014 sea el año definitivo para poner en marcha las obras de las canalizaciones que lleven el agua de la presa de Rules a la Costa granadina. Así se lo ha comunicado a los regantes de la Costa que tienen la sensación de que, ahora sí, la administración ha escuchado su grito desesperado de auxilio, tras un año en el que los costes eléctricos han llevado incluso a la quiebra a comunidades de regantes de Almuñécar, por los impagos de algunos de sus labradores. Después de mantener reuniones tanto con el Gobierno central como con la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, la Comunidad General de Regantes del Bajo Guadalfeo, que aglutina a todos los regantes de la Costa, se muestra optimista. 2014 por fin puede ser el año de Rules.

En los últimos ocho años se han llevado tantos palos y han soportado tantos incumplimientos que se resisten a creerlo, pero el presidente de la Comunidad General de Regantes, José Rodríguez, admite que «ahora sí» están viendo interés tanto de la consejería de Agricultura como del Ministerio para firmar el convenio que permita sacar adelante las obras, declaradas de interés general del Estado pero en las que también tiene competencias la Junta de Andalucía. «Las obras son una prioridad, así nos lo han dicho directamente tanto la consejera como el Ministerio de Medio Ambiente», señala el portavoz de los regantes.

'Plan A' y 'plan B'

Disposición para colaborar entre administraciones parece que hay, pero ahora falta salvar el gran escollo, que es la financiación de unas obras millonarias. El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha adelantado esta semana en Motril que el 'plan A' del Gobierno pasa por conseguir financiación europea para las obras, en el marco del nuevo programa operativo 2014-2020. Sin embargo, de forma paralela, el Gobierno está trabajando en un 'plan B', que permitiría agilizar las obras sin tener que esperar al dinero de Europa, y que pasaría por la colaboración público-privada.

«Estamos viendo posibilidades muy interesantes para los agricultores. La pena es que, de nuevo, en el caso de las canalizaciones de Rules el Gobierno toma el testigo para arreglar un problema donde la Junta de Andalucía ha sido incapaz de hacerlo. Pero digo más, no solo ha sido incapaz, es que ha engañado a la gente, que es lo peor que se puede hacer», criticó Pérez, en referencia a los ocho años anteriores, en los que la administración autonómica no sólo comprometió las obras en múltiples ocasiones, sino que llegó a incluir partidas en sus presupuestos para financiarlas.

Pero llegados a este punto, en el que el Gobierno ha admitido que las canalizaciones son de su competencia, Pérez explicó que se está trabajado para tratar de adelantar la financiación. «Por un lado vamos a intentar que en la planificación de fondos europeos podamos incluir las canalizaciones, pero a lo mejor ni hace falta porque estamos barajando una segunda opción muy interesante para la Costa. La conocen ya algunas comunidades de regantes y aún estamos en una situación de trabajo interno, por lo que hay que ser muy prudentes. Si cristalizara implicaría una actuación con medios públicos y privados y conseguiríamos que una obra que se plantea muy a futuro podamos tenerla más rápido con beneficio para todos los agricultores de la Costa».

Y no soltó más pistas el subdelegado de en qué consiste exactamente esa colaboración público-privada, una opción «que se ha abierto hace apenas mes y medio». «Estamos trabajando en ella y estudiando la viabilidad económica, para que si salen los números, que parece ser que sí podamos abordarla», señaló confiado Pérez.

No quieren poner dinero

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Regantes del Bajo Guadalfeo, José Rodríguez, aseguró que no conoce este 'misterioso' plan que baraja el Gobierno para solucionar el tema de Rules, pero por si acaso ya adelanta que si lo que está planteando la Subdelegación es que sean los agricultores los que adelanten dinero el plan no va a llegar a buen término. «La obra tiene que ser pagada 100% por el Ministerio. Espero que no quieran aprovechar el agobio que tenemos para pedirnos que pongamos dinero porque no tenemos capacidad ni es lo que está previsto», opinó Rodríguez.

El proyecto de la red de tuberías está ya incluso redactado y supone una astronómica inversión de 300 millones de euros, que en estos momentos parece inasumible de un solo golpe. No obstante, tanto los regantes como las propias administraciones han acordado una programación en la que se de prioridad a las obras más necesarias, la red de canalizaciones y estanques que permitiría llevar el agua hasta Almuñécar, mientras que otras localidades como Albuñol tendrían que esperar.

El presidente de la Comunidad General de Regantes adelantó que para el próximo 8 de enero se ha fijado una reunión entre la consejera de Agricultura, Elena Víboras y el ministro de Agricultura, Arias Cañete, que puede ser vital para definir el futuro.