Las bragas antiviolaciones generan polémica entre sectores feministas

Tienen dos correas en los muslos y otra en la cintura | Algunas voces contrarias dicen supone "una manera más de culpar a las mujeres que son violadas"

IDEAL.ES
Las bragas antiviolaciones generan polémica entre sectores feministas

AR Wear (AR de Anti Violación en inglés) es el invento de una pareja de emprendedores neoyorquinos, que ha puesto en marcha el diseño de una línea de ropa interior, deportiva y de uso diario para evitar las violaciones.

AR Wear está confeccionada de un material resistente a los cortes y los rasguños y sólo puede ser abierta con una clave en la parte delantera, según explicó una portavoz de la empresa comercializadora.

Las prendas interiores disponen de una estructura reforzada con forma de esqueleto, y también unas correas en los muslos que se podrán adaptar antes de bloquearlas, y que una vez se ajusten no podrán ser desplazadas hacia los lados. De la misma forma, tendrán una correa en la cintura similar a las de los muslos que sólo podrá abrirse al desbloquear una cerradura con movimientos de reloj, con hasta 132 combinaciones distintas, según informa el diario La Capital.

Los creadores de esta línea de ropa interior están promoviendo el proyecto desde la plataforma web "indiegogo" desde la que buscan financiación. Por el momento, han recaudado 52.201 dólares, por encima de los 50.000 que tenían como meta hasta el 22 de noviembre.

A pesar del éxito de la propuesta, hay discrepancia entre el público: por un lado han surgidos voces que llaman a la necesidad de que las mujeres se protegan contra las agresioens sexuales pero otras claman por una educación de la sociedad como método preventivo.

La feminista Louise Pennington escribió en el Huffington Post que crear ropa antiviolación es sólo "una manera más de culpar a las mujeres que son violadas, en lugar de hacer frente a la epidemia de violencia masculina".

Otras críticas vienen fundamentadas en que esta idea hace que "la responsabilidad de evitar la violación deja de estar en el violador para estar en la víctima".