La Guardia Civil pone en marcha un plan para prevenir robos durante la campaña olivarera

Las patrullas de seguridad ciudadana, la Usecic, el Seprona y los Equipos Roca, con apoyo de los equipos territoriales de policía judicial y áreas de investigación, llevarán el peso principal de los servicios preventivos y de investigación

EUROPA PRESSGRANADA

La Guardia Civil de Granada ha puesto en marcha un plan específico de servicios para prevenir robos durante la presente campaña olivarera, y se potenciará la vigilancia, la inspección y la investigación de los delitos cometidos en las fincas agrícolas.

Para evitar el auge de estas prácticas, la Guardia Civil implantó en el año 2010 una orden de servicio de ámbito nacional denominada 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas' y, con ocasión de su reciente revisión, se han creado los 'Equipos Roca', cuya función es incrementar la seguridad de estas explotaciones mediante una vigilancia permanente y una mayor comunicación con los colectivos afectados. En la provincia de Granada se han creado cuatro equipos dedicados en exclusiva a estos cometidos.

En el contexto de este plan, presentado este lunes, la Comandancia de Granada ha elaborado una orden de servicios específica con la finalidad de prevenir la comisión de hechos delictivos durante la campaña olivarera, especialmente el hurto de aceitunas y maquinaria asociada.

Las principales medidas de la orden se basan en la activación de dispositivos de servicio específicos de vigilancia, inspección e investigación. También se promoverán acciones informativas con oleicultores y operadores y se incrementará la colaboración con otros cuerpos policiales y la seguridad privada.

Las patrullas de seguridad ciudadana, la Usecic, el Seprona y los Equipos Roca, con apoyo de los equipos territoriales de policía judicial y áreas de investigación, llevarán el peso principal de los servicios preventivos y de investigación, recibiendo apoyo de las patrullas de Tráfico para el control de los transportes en las vías de comunicación y de la unidad aérea para la vigilancia de la extensa red de caminos.

Las unidades implicadas llevarán a cabo una campaña de información a los agricultores y encargados de almazaras y centros de compra, con el fin de mentalizarles sobre la conveniencia de adoptar una serie de medidas y recomendaciones.

A las almazaras y centros de compra la Guardia Civil recuerda que no deben aceptar producto sin que quede plenamente identificado el oleicultor y la finca de origen, exigiendo una copia del correspondiente documento de acompañamiento, procediendo al correcto asiento documental de los lotes, de conformidad con la normativa vigente.

A los oleicultores se les hará entrega de un tríptico informativo con diversas recomendaciones como que confeccionen un documento de acompañamiento para cada transporte de aceituna a la almazara o al centro de compra, de conformidad con la normativa vigente, para justificar la lícita procedencia del producto; que las aceitunas recolectadas durante el día no queden abandonadas en el tajo durante la noche y menos aún envasada en sacos o remolques junto a caminos y carreteras; y que ante la contratación de cuadrillas o personas desconocidas y con independencia de la tramitación de la documentación laboral oportuna, anoten la filiación completa, direcciones, teléfonos y matrículas de los vehículos que utilizan, como medio de investigación en caso de padecer algún hecho delictivo.

Para el Instituto Armado, "es altamente recomendable" que anoten los datos identificativos completos de toda la maquinaria (marca, modelo, número de serie) e incluso que tomen fotografías; o que presenten la denuncia correspondiente ante cualquier sustracción de productos o herramientas y enseres.