'Denunciator' empieza a patrullar por Granada este jueves

El coche policial que controlará con cámaras los aparcamientos en doble fila trabajará en pruebas hasta enero

DANIEL OLIVARESGRANADA
El nuevo vehículo 'ponemultas'. :: G. M./
El nuevo vehículo 'ponemultas'. :: G. M.

Desde este jueves, los conductores que circulen por la capital granadina tendrán que andar con cuidado a la hora de aparcar su vehículo. 'Denunciator', el coche policial dotado con cámaras, bautizado así por los responsables del Sipan (sindicato de la Policía Local), empezará a patrullar. Aunque en principio lo hará en pruebas, con la idea de ir acostumbrando a los ciudadanos a su presencia. Las multas que ponga no tendrán una validez administrativa hasta el 31 de enero, según ha explicado la concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Telesfora Ruiz. Este periodo transitorio lo ha establecido así el Ayuntamiento para "concienciar a los ciudadanos que puedan ser sufridores de denuncia", ha aclarado Ruiz. A partir del 1 de febrero de 2014, 'Denunciator', que será el único vehículo de estas características que circule por Granada, sí multará ya en serio.

La edil ha enumerado una serie de ciudades españolas en las que ya se emplea este sistema, entre las que se encuentran Madrid, Zaragoza, Almería, Valladolid, Las Palmas de Gran Canaria, Girona, Bilbao, San Sebastián, Vigo, Huesca, Palma de Mallorca y Barcelona. "Ya era hora de que en Granada nos sumáramos a esta iniciativa que ha demostrado su eficacia en otras ciudades", ha apuntado Telesfora Ruiz. "Pedimos una concienciación de comportamientos a los que normalmente no damos importancia y que están perjudicando al tráfico y a la seguridad vial", ha añadido.

Dentro del vehículo van un conductor y un agente, que será quien valide la infracciones que se cometan. Su objetivo es circular por la ciudad e ir detectando "las infracciones que más daño hagan a la circulación del tráfico y a la seguridad vial". Captará imágenes en color del vehículo infractor y de la matrícula, así como la posición geográfica exacta en la que se encuentra a través de un GPS. El agente tendrá la decisión última sobre la infracción y las denuncias se enviarán, por vía telemática, a la unidad sancionadora para que proceda a su tramitación administrativa.

"La intención es evitar esos comportamientos que tanto perjudican" a la circulación de vehículos, según Ruiz, quien ha detallado que el vehículo hará "dos pasadas" por la zona antes de proceder a la denuncia, que se hará ya en la "segunda vuelta". "No pretende ir a la caza de personas que hayan parado momentáneamente o por motivos de tráfico escolar", ha especificado la concejal.

Con el paso del tiempo, el Ayuntamiento ampliará el cupo de infracciones que captará 'Denunciator', puesto que la idea es que actúe también cuando se produzcan estacionamientos en paradas de transporte público, en zonas reservadas para carga y descarga y en zonas peatonales de la ciudad. El sistema también puede realizar tareas de identificación de vehículos buscados por la Policía Local (coches sin seguro, sin ITV, robados...). Cada vez que detecte una matrícula, el sistema la contrastará con la base de datos municipal de vehículos buscados y advertirá un al agente mediante un mensaje. Pero eso será más adelante.

Multas electrónicas

Junto a 'Denunciator', el Ayuntamiento ha presentado también los nuevos dispositivos móviles (PDA's) con los que empezarán a multar los agentes de Policía Local. De momento, solo cinco de ellos irán dotados de esta herramienta tecnológica, que incluye la posibilidad de incorporar fotos y coordenadas captadas por el GPS. El departamento de infraestructuras informáticas del Ayuntamiento ha desarrollado dos tipos de formulario, uno para boletines de denuncia de infracciones de tráficos y otro para partes de intervención genéricos. En principio, sólo el primero de ellos se va a poner en marcha en esta fase inicial.

El agente llevará encima una pequeña impresora que le permitirá generar un ticket con la denuncia impuesta y que podrá entregar al infractor si está presente en ese momento. El ticket llevará impreso un código de barras para que se pueda proceder al pago de la denuncia inmediatamente en cualquier entidad financiera colaboradora o en la sede electrónica.

Para los agentes, según fuentes policiales, supone un avance en la eficiencia de su trabajo y también un modo de evitar conflictos ocasionados a veces por la imposición de sanciones, puesto que gozarán de una prueba gráfica que certifique que la infracción ha sido cometida.