La Granada que no vemos

De la atalaya roja nos sumergimos en el elegante carmen de la Fundación Rodríguez Acosta y conocemos la conexión de antaño con el barrio judío de la ciudad

ROCÍO R. GAVIRA (@ROCIORGAVIRA)GRANADA
El patio de la Fundación donde se encuentra una estatua de Venus.:: MARCO CAPUANO/
El patio de la Fundación donde se encuentra una estatua de Venus.:: MARCO CAPUANO

Nos adentramos en la Fundación Rodríguez Acosta, un elegante carmen ubicado sobre la colina que domina Granada y que esconde uno de los más bellos secretos de la ciudad. El edificio, construido a principios del siglo XX por el pintor José María Rodríguez-Acosta, hace un homenaje al carmen granadino a través de los patios y jardines aunque en la actualidad se usa como centro cultural y de exposiciones. Con la asociación Pura Vida, atravesamos el interior hasta llegar a un patio rectangular donde reluce el blanco ante el verde arbolado que le rodea; allí se encuentra una fuente de mármol cuya agua cae en un estanque presidido por una estatua de Venus.

Un hombre sonriente aparece con una gran llave en la mano. Con ella abre una puerta de metal a la izquierda del estanque. Tras la puerta se atisba una profunda sombra, así que bajamos con cuidado, a la luz de una linterna, unos toscos peldaños que nos conducen a un misterioso mundo subterráneo.

Lo primero que llama la atención es la temperatura: ideal, ni frío ni calor. Tras unos treinta metros de empinadas escaleras y angostos pasajes surgen los antiguos túneles que atraviesan la casa, ahora revestidos por esbeltas columnas y arcos de armoniosa factura. Explica la guía de Pura Vida que "fue Rodríguez Acosta quien construyó las escaleras y los frisos, las columnas y los arcos que sirven de soporte para los techos y aportan un elemento decorativo al conjunto". Tocados por un aura de misterio, apenas alumbrados por unas bombillas que invitan a ir cerca de la guía, nos topamos con una cavernosa estancia circular decorada con urnas y esculturas. Al parecer, durante la construcción de la casa, el artista encontró los túneles y, en lugar de cubrirlos o 'deshacerse' de ellos, decidió rehabilitarlos para hacerlos más accesibles.

Preguntamos a Pura Vida si conoce de qué época datan exactamente estos túneles, antes de que los encontrara José María Acosta. "Creemos que son de la época nazarí, pero no lo sabemos con certeza", asegura. El problema es que apenas existe documentación acerca de todos estos pasajes subterráneos: no aparecen mencionados en la mayoría de registros oficiales y libros de historia. Es más, muchos granadinos son ajenos a la existencia de ellos. Algunos de los estrechos túneles están bloqueados, otros tienen pequeñas aberturas por las que se cuela el sol y a través de las que se ve parte de los jardines. Las galerías están conectadas con las casas colindantes y conducen hacia el barrio del Realejo, bajo la colina. "Este Carmen daba a la judería, donde usaban los túneles para hacer rituales, reuniones o simplemente para pasar de un lado a otro de la ciudad".

Unos minutos después, subimos los irregulares escalones para contemplar el Realejo desde los jardines. "Eso es la Iglesia de Santo Domingo", señala, "donde antiguamente se levantaba la judería. En la religión judía, al contrario que en la cristiana y en la musulmana, la usura no está prohibida ni castigada, y se puede negociar con el dinero". Los judíos de Granada eran reconocidos banqueros y, obviamente, para los reyes nazaríes era aconsejable tenerlos de aliados. "Si tú vas a diseñar una zona para poder salir de la ciudad palatina puedes diseñarla no sólo estratégicamente, por cercanía a la Alhambra, sino para tu propio interés. Los duros preceptos de la época no tenían cabida aquí. Si tenías dinero, claro". Esta conclusión es a la que más o menos va llegando la asociación Pura Vida, puesto que la red de túneles parece estar mucho más encauzada hacia la parte judía de la ciudad.

__________________________

La ruta la organiza la asociación granadina Pura vida, enmarcada en su proyecto 'Granada Secreta y Subterránea'. Con su trabajo nos brinda un maravilloso viaje por la Granada más oculta. También podéis encontrar su programa con Casa Casa de Porras-UGR. Además, publicarán un libro relacionado con las rutas este otoño bajo el nombre 'Granada insólita y secreta', editado por la editorial francesa www.editionsJonglez.com. La tirada es a nivel mundial e incluye 150 lugares desconocidos de la ciudad de Granada y alrededores.

Fotos

Vídeos