Su exmarido la agrede en el trabajo

La policía halló un revolver en la casa del detenido tras su captura

JOSÉ R. VILLALBAGRANADA

El pasado fin de semana se registró un nuevo caso de maltrato en Castell de Ferro. Una mujer de 54 años se topó con su exmarido en el mismísimo trabajo donde laboraba como todos los días para ganarse el sustento diario, para concretar más, en un invernadero de la localidad costera. El ex de esta mujer no medió palabra alguna: la agarró de los pelos, la arrastró y la insultó. Le importó poco que estuviera trabajando, que sus compañeros de profesión se encontraran en el lugar... daba igual, solo valía maltratarla para sí humillarla y él tratar de salir fortalecido de este episodio.

Su expareja sentimental no convivía con ella, pero parece ser que no era la primera que se le iba la mano ni que la vejaba en público. Los guardias lograron localizar a este hombre de 69 años en su propio domicilio. Pero no solo dieron con su paradero, sino que hallaron un revólver del calibre 38 en el interior del cortijo que habitaba este individuo.Tras quedar detenido, la Guardia Civil lo puso a disposición judicial.