Bellas Artes pide que se conserve la villa romana de Los Mondragones

La academia confía en que estas ruinas de «incalculable valor» permitan subsanar la falta de testimonios visibles de la Granada romana

IDEALGRANADA
FOTO. :: Ramón L. Pérez/
FOTO. :: Ramón L. Pérez

La Academia de Bellas Artes de Granada ha pedido, a través de un comunicado, que los restos romanos del siglo I que han aparecido durante las obras en el antiguo cuartel de Los Mondragones sean conservados y acondicionados para la visita pública.

«Son escasísimos los restos arqueológicos romanos que hoy día se pueden contemplar en Granada. Ahora tenemos la oportunidad de corregir esta carencia al encontrar unos que merecen, sin ninguna duda, ser conservados y mostrarse a los ciudadanos. Unas ruinas de incalculable valor que quizá estén llamadas a subsanar, en parte, esa falta de testimonios visibles de la Granada romana, una época que no ha sido tenida muy en cuenta para calibrar nuestra historia a pesar de su extraordinario valor», asegura el texto, acordado por el pleno de la Academia de Bellas Artes en su reunión del pasado 9 de mayo.

En su comunicado, la academia recuerda que en Granada han aparecido en los últimos años diferentes ruinas de época romana, como los de la calle Primavera, el Colegio de los Escolapios, el solar de Alsina Graells en el Camino de Ronda, los paseíllos de Fuente Nueva o La Zubia, pero no siempre han sido «debidamente valorados». La corporación subraya que este tipo de hallazgos dan testimonio de la importante relación de dependencia que existió en la Antigüedad entre la ciudad y la Vega. En ese sentido, recuerda que los restos aparecidos en Los Mondragones pertenecen a «una gran villa romana» integrada por una zona de prensas, aparentemente de una almazara, otras dependencias dedicadas a la actividad agrícola y una zona de vivienda.

Bellos mosaicos

«Destaca en esta zona de hábitat su estructura y amplitud, con un posible jardín en la parte central, una serie de fuentes y un pasillo a su alrededor, mas una serie de habitaciones que envuelven todo el conjunto agrega la nota. Los restos descubiertos demuestran el poder y cultura de sus moradores, en especial la decoración de sus pavimentaciones, todas ellas de mosaicos de una gran belleza y en buen estado de conservación». También han aparecido zonas de enterramientos.

En su conjunto, las ruinas romanas ocupan una extensión de 2.500 metros cuadrados, aunque «esa no es la totalidad de la superficie que abarcaría el actual yacimiento». «Se trata concluye el comunicado de un excelente documento histórico, de un archivo que contiene elementos clave para comprender una parte muy importante de la vida milenaria de esta ciudad. El carácter monumental de Granada no se agota en sus calles céntricas». Estos hallazgos, señala el pleno de la academia, «deben entenderse como verdaderos regalos que brinda a la ciudadanía la naturaleza de su larga historia».

Fotos

Vídeos