Centenares de personas se concentran contra la supresión de las líneas ferroviarias de media distancia

Esta protesta se enmarca en el conjunto de acciones reivindicativas que están llevando a cabo la Consejería de Fomento y Vivienda

EUROPA PRESSGRANADA
Centenares de personas se concentran contra la supresión de las líneas ferroviarias de media distancia

Centenares de personas, entre sindicalistas, partidos políticos, colectivos y particulares, se han concentrado este miércoles a las puertas de la estación de trenes de Granada en defensa del servicio público ferroviario y contra la reordenación de las rutas de media distancia que prepara el Gobierno, que en la provincia afecta a la de Granada-Linares.

Según ha manifestado el delegado territorial de Fomento y Vivienda de la Junta en Granada, Manuel Morales, ha mostrado su "satisfacción" por el desarrollo de la manifestación en favor del ferrocarril como servicio público, indicando que en torno a "unas 400 personas" han acudido a la cita reivindicativa, donde se ha dado lectura a un manifiesto en pro del servicio público de tren.

Esta protesta se enmarca en el conjunto de acciones reivindicativas que están llevando a cabo la Consejería de Fomento y Vivienda, los sindicatos y los colectivos relacionados con el ferrocarril para pedir al Gobierno que abandone estos planes y para llamar la atención sobre "el grave perjuicio que supondría para la provincia contar con un sistema de comunicación y transporte de viajeros debilitado en un contexto de crisis".

Otras de las iniciativas impulsadas por este frente institucional y social es la firma, el pasado mes de abril, del Manifiesto en Defensa del Ferrocarril, en el que se rechaza la supresión de este servicio y se reivindica las líneas Motril-Jaén y Guadix-Almendricos como ejes clave de la comunicación de Granada con el centro y el levante peninsular y del desarrollo económico de la provincia.

El documento, rubricado por la Consejería, además de por las organizaciones CCOO, UGT, CGT, CGT Renfe Operadora, y CGT Adif SF-Intersindical, Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf SCF), indica que las obligaciones de servicio público provienen del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y conllevan la obligación de financiación de servicios a la ciudadanía que cumplen misiones de interés general, como son los servicios de transporte público colectivo.

El manifiesto recoge como prioritario el establecimiento de la línea ferroviaria Motril-Jaén, así como la puesta en funcionamiento de la Guadix-Almendricos. Ambas conexiones se consideran clave para unir Granada, a través de trenes de altas prestaciones, con el centro y el levante peninsular, y para fomentar el desarrollo comercial, agrícola, industrial y turístico de la provincia.

Asimismo, se exige, dado el carácter estratégico de Granada como nodo central en la red ferroviaria de Andalucía oriental, la mejora de los servicios ferroviarios con el resto de la región, tanto hacia la costa, con conexiones directas a Motril y Málaga, como hacia el interior, ampliando frecuencias y adecuando material móvil, horarios, precios y paradas a las necesidades de los usuarios. Los firmantes también demandan la conexión por líneas de cercanías de los diferentes pueblos de la provincia, como Loja, Guadix y Baza, tal y como ya existe en otras zonas de Andalucía y España.

Iniciativas al Parlamento

El PSOE de Granada, uno de los partidos asistentes a la concentración junto a IU, ha anunciado que defenderá iniciativas en el Congreso de los Diputados, el Senado y el Parlamento andaluz para exigir el mantenimiento de las líneas ferroviarias de media distancia, algunas de las cuales "peligran por los planes del PP de suprimir servicios".

Así lo ha afirmado la parlamentaria socialista Clara Aguilera, quien ha advertido de que Granada se vería "especialmente afectada" por las medidas del Gobierno que plantean "eliminar la línea Granada-Linares-Baeza al considerarla supuestamente ineficiente".

Aguilera ha subrayado el rechazo de su formación a los "mal llamados planes de reordenación del servicio que pretende ejecutar el Gobierno" porque suponen, en definitiva, desmantelar el ferrocarril, destruir puestos de trabajo y reducir servicios.

Además ha señalado que las reivindicaciones del PSOE coinciden con la de los sindicatos y otros colectivos relacionados con el ferrocarril, que también reclaman una línea de alta de velocidad "de verdad" y la llegada del AVE a su actual ubicación en Avenida de Andaluces soterrado por el barrio de la Chana.

Por su parte, el vicesecretario general del PSOE de Granada, José Entrena, ha dicho que a su partido le "preocupa" que el Gobierno "no sólo haya paralizado" el AVE a Granada para reconsiderar el proyecto y traernos un "trenecillo de tercera" sino que "se proponga desmantelar las pocas conexiones ferroviarias de media distancia que tenemos".