Debate, sí; campaña, no

IDEALGRANADA

En la larga travesía que atraviesa el proyecto del AVE a Granada, es fácil seguir el rastro de la verdad en la hemeroteca y conocer con detalle la posición y los criterios en los que se han movido dirigentes políticos, partidos, organizaciones y también IDEAL como espejo fiel de cada una de ellas.

El resultado hasta ahora del tormentoso camino de un proyecto sometido a los vaivenes de las diferentes administraciones, sean del PSOE o del PP, han sido los reiterados cambios que ha sufrido desde su origen y, a consecuencia de ello, el incumplimiento de plazos en su ejecución y la frustración de las expectativas sociales ante el final de una infraestructura vital en las comunicaciones de Granada.

En la azarosa cronología de acontecimientos y declaraciones con acuerdos y desencuentros que todavía hoy mantienen sin despejar el lugar de la nueva estación a la que llegarán los trenes de alta velocidad ni sus características, IDEAL ha cumplido en la defensa de los intereses de los ciudadanos granadinos con la permanente denuncia por el retraso de una obra que Granada necesita para de su desarrollo social y económico, y ha exigido, como voz de sus lectores, el cumplimiento de los compromisos políticos, recogiendo además, desde la pluralidad, opiniones que ayuden a clarificar el oportuno debate ciudadano en un hecho trascendente para el futuro de la ciudad que tiene un indudable alcance urbanístico y de diseño de la capital de las próximas generaciones.

IDEAL es consciente de su responsabilidad y de su compromiso diario con la sociedad granadina para evitar que la confusión política y la confrontación partidista frene el progreso de Granada, y sabe que el debate es siempre el mejor camino para enriquecer criterios en la búsqueda de soluciones adecuadas a los problemas. Lo ha demostrado siempre ante ministros del PSOE o del PP y frente a unos u otros gobiernos porque este periódico no está favor ni en contra de nadie. A este periódico solo le interesa Granada y su futuro. Sus lectores lo saben bien.

Si alguien se empeña en confundir el necesario debate con campañas imaginarias y decisiones arbitrarias hará un flaco favor a la verdad y a la oportunidad de los granadinos de tener a su alcance todas las opiniones necesarias sobre asuntos que, como el AVE, competen al conjunto de la sociedad.

Si, por el contrario, se persigue el silencio cómplice o el entreguismo hacia decisiones políticas determinadas que pueden no contar con el conveniente consenso ciudadano y profesional, en ese propósito no se encontrará con el favor de este periódico, que se debe a sus lectores y a los granadinos. Por ello, IDEAL seguirá firme, con el debido respeto institucional, en la reivindicación de la lógica y el sentido común, que es la llegada del AVE a Granada lo antes posible y en el mejor lugar, y se mantendrá firme contra personalismos que ignoren la voluntad de la mayoría en la defensa de Granada y de sus vecinos, aunque por ello el alcalde José Torres Hurtado haya decidido castigar al periódico retirándole la publicidad de sus campañas, al confundir un debate social, democrático y necesario con una campaña contra él en la que ni siquiera creen parte de los miembros de su gobierno ni de su partido. Si es el precio de estar con Granada y con el debate, el sentir y la expresión de los ciudadanos, lo sufriremos pero seguiremos en nuestra línea de servicio y defensa de los intereses de la capital y de su provincia.