Javi Mota, el motrileño de 'La Voz', eliminado por Melendi

El concursante reconoce que los nervios y problemas de garganta le pasaron factura

NANNI BRACERO
Javi Mota, el motrileño de 'La Voz', eliminado por Melendi

Javi Mota , el concursante motrileño de 'La Voz' fue eliminado ayer por Melendi que optó por salvar a Claritzel. Durante todo el programa, el jurado valoró y apostó por el sentimiento que el granadino lleva dentro, sin embargo la de ayer no fue su mejor noche. El propio concursante reconoció no haberse sentido al 100% sobre el escenario. Antes de que sonara la música, Melendi especialmente contenido en la noche de ayer, se dirigió muy serio a los dos contrincantes hablándoles de usted: No se vengan abajo ahora. Si quieren, háganlo después. Demuéstrenme que son artistas y que no estaba equivocado con ustedes.

Javi Mota volvió a cantar No quiero problemas, de David de María. Lo dio todo una vez más con un tema de pop aflamencado en el que el cantante se siente particularmente cómodo, pero esta vez los nervios y una afonía en el peor momento le pasaron factura. Claritzel por su parte interpretó, de nuevo a los teclados, Cómo  fue, un tremendo bolero de su Cuba natal. Melendi y Nek reconocieron que tenían dudas. En su decisión final del jurado dejó de lado su intuición para valorar la técnica. Me quedo con Claritxel, sentenció dejando al granadino fuera del talent show.

Los coaches coincidieron en que la voz de Javi necesita tiempo para madurar y brillar como debe. Nos duele mucho esta decisión porque nosotros creemos mucho en Javi. Creemos que tiene algo dentro y este programa no le ha dejado sacarlo todavía, se excusó Melendi.  Tu talento tiene que crecer, coincidió Nek.  El artista se marcha, feliz de haber conocido a su coach. Para mí has sido un gran descubrimiento como persona y como artista, le dijo. 

En la entrevista con Tania Llasera el motrileño confesó haberse sentido bien por haber sido capaz de actuar a pesar de sus problemas de garganta, pero el plató le superó. Verme con tanta gente con tanta responsabilidad, sí que me ha puesto nervioso. Estoy más acostumbrado a cantar en bares, pequeños conciertos; aunque también que se va feliz y contento: Mi voz no ha estado al cien por cien y hasta aquí he llegado.  Ha sido una etapa preciosa y puedo decir que me voy feliz.

Fotos

Vídeos