El alcalde de Granada, bañado con una manguera de espuma

El Servicio Contra Incendios y Protección Civil de Granada ha 'disparado' contra el regidor

CARMEN TÉBARGRANADA
El alcalde, tras ser 'bañado'. / PABLO ALONSO/
El alcalde, tras ser 'bañado'. / PABLO ALONSO

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha acudido este jueves a la celebración del Día de las Abuelas y los Abuelos, que, como es habitual, se ha llevado a cabo en la Residencia de las Hermanitas de los Pobres, junto al concejal de Familia y Bienestar social, Fernando Egea.

Después de leer el Bando ante unas doscientas personas mayores y de dar paso a un abuelo que, con su nieta, han dado un emotivo discurso, el alcalde se ha referido a su reciente condición como abuelo, manifestando que está "orgulloso de poder transmitir a mi nieta conocimientos y sentimientos". "Los que tienen abuelos no saben la suerte que tienen", ha añadido. Además, ha subrayado la labor de las Hermanitas: "Hay veces que ellas tienen más años que las personas mayores a las que cuidan, su labor no está lo suficientemente valorada".

La novedad este año era clausurar el acto con una fiesta de la espuma que ofrecía el Servicio Contra Incendios y Protección Civil de Granada, y dirigida al centenar de niños que había acudido al evento, y, cómo no, a los mayores que se animaran.

Una novedad que, en cierto modo, le ha salido cara al alcalde. Mientras atendía a la prensa y se encontraba rodeado de micrófonos y cámaras, un caño de espuma ha rociado a Torres Hurtado y a algunos de los periodistas, sin conocerse si se trata de un accidente o era intencionado. El alcalde se ha manchado la cabeza y el traje, pero ha continuado su comparecencia ante los medios, que en ese momento le estaban preguntando por el caso de Cervezas Alhambra, lo que le ha valido para bromear: "La cerveza también tiene espuma".