Unos 2.500 pacientes cogen una infección en el hospital cada año

Son el 5% de los ingresos del Clínico y el Virgen de las Nieves, centro que ha realizado un mapa con las bacterias más frecuentes y su tratamiento más eficaz

ÁNGELES PEÑALVERGRANADA
Varios pacientes ingresados en una habitación de un hospital granadino. :: Á. PEÑALVER/
Varios pacientes ingresados en una habitación de un hospital granadino. :: Á. PEÑALVER

Un 6,3% de los pacientes hospitalizados en España sufre una infección durante su ingreso, lo que se conocen como infecciones nosocomiales. Esta es la tasa más baja de los últimos 20 años, según el Ministerio de Sanidad. El estudio lo realiza cada año la Sociedad Española de Medicina Preventiva y en la última edición participaron 287 hospitales de agudos españoles (incluidos los de Granada capital), en los que se estudiaron 61.222 pacientes.

En los primeros estudios de la década de los 90 se registraron tasas de 8,5 (1990), 7,8 (1991) o 7,3 (1992), pero la frecuencia de infecciones a lo largo de estos años había experimentado un ligero descenso hasta estabilizarse en el 6,5 o 6,7 % de los últimos años.

Programas preventivos

«El informe pone en evidencia la mejora en los indicadores de infección nosocomial como respuesta a todos los programas de actuación que, en colaboración con los servicios de medicina preventiva, se están adoptando en el Sistema Nacional de Salud», explicó recientemente la número dos del ministerio de Ana Mato, Pilar Farjas.

En Granada, los dos hospitales de la capital registran incluso cifras más bajas, con un 5%-6% de media, explica Amelia Fernández, jefa del servicio de Medicina Preventiva del Virgen de las Nieves y directora de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros. «En realidad es difícil bajar de estas cifras, que son lo mínimo», abunda la profesional. Esto supone que de los 20.200 ingresos del Clínico al año más los 30.500 del Virgen de las Nieves, unos 2.535 pacientes sufren efectos secundarios como infecciones de orina o en las heridas, bacteremias en la sangre o neumonías.

Entre las medidas que han hecho posible que mejore esta realidad, en la que es fundamental el lavado de manos en el ámbito intra hospitalario, destaca por ejemplo la tomada por el Virgen de las Nieves, que ha elaborado un mapa con las bacterias más frecuentes y su tratamiento antibiótico más efectivo.

De hecho, la unidad de gestión clínica de Microbiología del centro granadino recoge anualmente unas 100.000 muestras de pacientes ingresados, de las que un 25% son positivas en microorganismos. Con estos resultados, el sanatorio ha elaborado un mapa microbiológico con las bacterias más frecuentes en las áreas de hospitalización con el fin de ayudar a mejorar los tratamientos de las infecciones de los pacientes.

El registro recoge la información del Hospital General, Rehabilitación y Traumatología y Materno Infantil con el fin de establecer un sistema de vigilancia de la resistencia bacteriana y aplicar una estrategia de uso racional de medicamentos.

«La principal ventaja es disponer de unos datos que permiten aplicar los tratamientos más idóneos con mayor antelación, lo que mejora notablemente la evolución clínica del paciente con infección», apostillan desde la dirección del sanatorio.

En toda España

En general, en muchos hospitales de España se ha implantado una serie de programas que potencian la cultura de seguridad en los centros sanitarios como Bacteriemia Zero, Neumonía Zero y varias campañas de higiene de manos, que han sido financiados y promovidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, formando parte de su política de calidad y seguridad del paciente. En ellas han colaborado las comunidades autónomas, que también han puesto en marcha programas específicos de seguridad del paciente y de vigilancia y control de infecciones.

«Las políticas de buena higiene, buena limpieza de manos en trabajadores sanitarios, identificación y seguridad de los pacientes, permiten reducir año a año las incidencias y efectos adversos asociados al proceso de hospitalización», ilustró la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas.

El estudio nacional también muestra como las infecciones nosocomiales son ligeramente más frecuentes entre los hombres, mientras que la comparativa con años anteriores evidencia también un incremento en la edad de los pacientes infectados, pasando de los 57,1 años de media de 2001 a los 60 años de media registrados una década después.

Respiratorias y urinarias

Al analizar el tipo de infecciones, el estudio muestra que las más frecuentes siguen siendo las respiratorias, responsables del 22,2 % de estos procesos, seguidas de las infecciones urinarias (20,6%), quirúrgicas (19,4%) y bacteriemias (13,7%). Asimismo, el análisis refleja que la tasa de infecciones es mayor en hospitales grandes, donde padece estas complicaciones el 8,2% de los pacientes ingresados, frente al 5,4% registrado en los hospitales pequeños.

Amelia Fernández, jefe de Medicina Preventiva del Virgen de las Nieves, destaca que en los últimos 15 o 20 años muchos gérmenes se han hecho multirresistentes, en parte por el uso indiscriminado de antibióticos en los hogares españoles, de ahí la importancia de emplear correctamente los mismos.