El PSOE denuncia la "privatización" del polideportivo Prieto Castillo en el barrio de La Cruz-Albayda de Granada

Los concejales socialistas dicen que unas instalaciones que se han construido "con el dinero de todos pasan ahora a manos privadas que sólo buscarán la rentabilidad del negocio"

IDEAL.ESGRANADA

Paco Cuenca, portavoz de los socialistas el Ayuntamiento de Granada, ha manifestado su preocupación por lo que considera "el primer paso, dentro de una estrategia predeterminada por el PP en la eliminación de los servicios públicos deportivos de Granada". El edil ha lamentado que "el alcalde haya iniciado el desguace de los servicios que los granadinos hemos creado en los últimos 30 años, para que ahora reviertan en los bolsillos de unos cuantos. Primero fueron los servicios funerarios, después le tocó a las infraestructuras culturales. Ahora toca a las instalaciones deportivas".

El máximo responsable de los socialistas en el Ayuntamiento, comentó que "hace 10 días, en la visita de barrio que hicimos precisamente al polideportivo, ya anunciamos que la privatización estaba a punto de caer. Lo que no esperábamos es que el concejal Antonio Granados celebrara su primer aniversario al frente de su área con el anuncio de la privatización". Según los datos que Cuenca ha compartido con los medios, la concesión, mediante la cuál se procederá a privatizar la instalación deportiva, podrá dejar 3,5 millones de euros en las arcas municipales, en un periodo de 35 años, es decir, que la empresa que finalmente gestiones el polideportivo pagará un canon anual de 100.000 euros, lo que el alcalde podrá usar para pagar a sus 8 tenientes de Alcalde, según el portavoz del PSOE. Además, el pliego de condiciones presentado por el equipo de Gobierno del PP, exige a la empresa concesionaria, la construcción de un gimnasio que complementará lo ya existente en el polideportivo.

Cuenca ha hecho públicas sus sospechas sobre el futuro de las instalaciones deportivas de Granada en los próximos años. A su juicio, "el polideportivo Prieto Castillo, por su ubicación y por la calidad de sus instalaciones, se trata de un complejo deportivo rentable, idóneo para experimentar un plan que privatice el uso de la mayoría de las instalaciones deportivas de Granada, cuyos usuarios son, principalmente personas mayores y niños", concluyendo que tal y como ha pasado con el cementerio, también hacer deporte en la ciudad va a ser cuestión de clases.

El polideportivo Prieto Castillo cuenta con una piscina cubierta que está cerrada desde hace más de un año, a pesar de estar la obra finalizada. El concejal se ha preguntado qué va a pasar con ella, cuando existe un compromiso de Granados de abrirla para el mes de septiembre, ¿permanecerá sin abrir hasta que el proceso de adjudicación finalice?. Cuenca ha exigido a Torres Hurtado que explique cuál va a ser el futuro del resto de las instalaciones deportivas de la ciudad y si, en realidad éste va a ser igual que el del polideportivo privatizado hipotecando para varios lustros el desarrollo de varias generaciones de granadinos, por culpa de la nefasta gestión económica del Alcalde y del PP

Convenio entre el Granada CF y el Ayuntamiento

El portavoz socialista ha hecho mención a la reclamación interpuesta por el equipo de Gobierno de la ciudad al Granada CF, de 150.000 euros en concepto de utilización del estadio de Los Cármenes. Cuenca entiende que un club privado tiene que pagar por el uso de unas instalaciones que no son suyas. Pero este asunto no es una cuestión de cantidad, sino de formas. El concejal ha criticado que Granados use los medios de comunicación para hacer saber al Granada CF lo que adeuda, en lugar de sentarse con la entidad y negociar una solución, de manera consensuada. Mucho me temo que el Alcalde le tiene apuntada una al Presidente del Granada CF, y que se la quiere hacer pagar de esta forma. Lo que es muy criticable es que haciendo eso, Torres Hurtado no sólo le mete un dedo en el ojo a Pina, sino que también se lo mete a los aficionados granadinistas y, lo que es más grave, pone en peligro la riqueza y el empleo que el Granada genera en toda la ciudad y, mucho más concretamente en el barrio del Zaidín.