Ignacio Escolar: "He escrito una novela sobre la crisis de la prensa"

El periodista presenta la novela negra '31 noches'

JUAN LUIS TAPIAGRANADA
Ignacio Escolar. :: EFE/
Ignacio Escolar. :: EFE

Una habitación sin ventanas, vacua y forrada de plástico hasta en el techo. Tan solo un recipiente llama nuestra atención desde el interior del recinto: un cubo de polietileno repleto de ácido sulfúrico. Esta imagen real le sirvió al periodista Ignacio Escolar (Burgos, 1975) para comenzar 31 noches, una novela negra que constituye su primera incursión en la narrativa, pero en la que no abandona el periodismo, y el de raza, el que se escribía y vivía hace veinte años. El título de Escolar será presentado hoy en la Biblioteca de Andalucía, durante un acto en el que participará el periodista Eladio Mateos.

El protagonista de la novela es uno de esos viejos periodistas de cierre, que salían y escribían tarde, que recorrían las discotecas y se rodeaban de todo tipo de personajes del lumpen, de la noche, y en el caso del personaje de la novela se ve mezclado con narcotraficantes y mafiosos, señala Escolar. El protagonista tiene una vida desordenada que le llevará a las irremediables tres d de los periodistas: dipsómano, depresivo y divorciado, y alcanzará las tres a lo largo de la novela. La historia surge como relato por entregas en el verano de 2009, que aparecieron publicados en el periódico Diario Público, a cuyos compañeros está dedicada la novela. No me quise quedar ahí y una vez que había empezado continué las narraciones el invierno pasado y ahora ha aparecido la novela, comenta Escolar. La historia añade comenzó con el suceso del ácido sulfúrico y así es como se inicia la novela en la que aparece todo ese mundo de la noche madrileña, de periodistas, discotecas, narcos, policías y demás personajes.

Los veteranos

La crisis de la prensa conforma el paisaje de fondo de la novela, dice el periodista, pero luego se encuentra la trama policiaca. El protagonista retrata a los veteranos periodistas, cuando las redacciones eran centros de formación, aquellos que vivían de noche, que escribían a deshoras y que habían aprendido el oficio. Para Escolar el periodismo es un oficio que se aprende ejerciéndolo. El personaje central de estas 31 noches se queja de que ahora lo que manda en los periódicos es el informático de google mientras se despide a los viejos periodistas, a aquellos que dan calidad en sus contenidos y que consiguen informaciones, y se contrata a becarios que no pueden aprender nada de los veteranos porque ya no están, los han despedido, relata Ignacio Escolar. El director del futuro periódico El Diario.es señala que el despido de esos periodistas de raza y más veteranos no solo repercute en la calidad de la información sino en la formación de esos jóvenes que llegan a las redacciones y rememora como antes este era un oficio que se pasaba casi de padres a hijos, familiar, donde incluso te apadrinaba un veterano.

Escolar señala que la prensa vive una doble crisis, la mundial y económica que nos afecta a todos y la coyuntural del periodismo, la era internet, que ha cambiado el modelo de negocio, porque no hay negocio en el papel pero tampoco en los digitales. No obstante, el periodista y bloguero político, así como contertulio en diversos espacios televisivos y radiofónicos, proyecta la salida de El Diario.es, porque tras el cierre de Público hay un gran hueco editorial que queda por cubrir, y nunca antes había estado tan seguro, y ya he creado unos cuantos medios a lo largo de mi carrera, de que debe aparecer este diario que cubra ese espacio que ha dejado Público.

Más allá de los aspectos literarios la actualidad se impone y el 12-M es la próxima cita, el aniversario del 15-M. Escolar cree que las movilizaciones van a ser moviditas, al menos en Madrid, porque el PP se opone a las acampadas en las plazas, pero más allá del movimiento 15-M las protestas sociales van a ir a más debido a las cifras del paro, los recortes y el desmantelamiento de lo público.

Fotos

Vídeos