Los servicios sociales del Albaicín son inaccesibles

La Junta denuncia todo un rosario de carencias e incumplimientos en el centro del callejón del Gallo

JAVIER F. BARRERAGRANADA
Los servicios sociales del Albaicín son inaccesibles

El centro comunitario de servicios sociales del Albaicín «no tiene autorización de funcionamiento». La sentencia la firma la Junta de Andalucía con la forma de un informe realizado por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta, cuya Inspección de Servicios Sociales tiene competencias para comprobar la aplicación de la normativa legal. Hay más. La inspección realizada durante el mes de febrero y el acta de inspección, con firma de 12 de marzo del presente año, comprueba que «no existe reglamento de régimen interior», «no consta en el tablón de anuncios toda la documentación exigida», «no existe manual de autoprotección o no está implantado» o «no se cumple el decreto de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas».

Esta inspección es otro problema en la decisión tomada por el Ayuntamiento de Granada de trasladar los servicios sociales del Albaicín desde el centro cívico de la plaza Aliatar al edificio del zoco artesanal en el Callejón del Gallo, en la trasera de San Miguel Bajo. Hace ya más de un año, en marzo de 2011, numerosos vecinos del Albaicín y representantes de los sindicatos municipales acompañaron un centenar de usuarios de los servicios de este centro comunitario de servicios sociales durante la protesta que convocaron contra el traslado. Ahora, la Junta certifica por escrito todos los inconvenientes y deja claro que el centro "incumple el decreto de accesibilidad", ya que, por ejemplo, "no se puede acceder a él en vehículo".