Carlos Rojas y Vicente Valero podrán seguir siendo alcaldes de Motril y Churriana de la Vega

El Constitucional suspende la incompatibilidad de los cargos de alcalde y diputado

MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso del presidente del Gobierno contra la reforma de la Ley Electoral andaluza que dictaminaba incompatibles los cargos de diputado y alcalde o presidente de diputación. Al ser admitido a trámite, el alto tribunal deja en suspenso la normativa andaluza hasta que no delibere sobre el recurso planteado. La medida concierne a nueve diputados del Partido Popular que son alcaldes, entre ellos los de las capitales de Sevilla, Córdoba y Huelva. También a uno de Izquierda Unida, Juan Manuel Sánchez Gordillo.

La suspensión de la ley se ha producido casi agotado el plazo para la toma de posesión del escaño, que tendrá lugar con la constitución del Parlamento el próximo jueves.

Los regidores del PP podrán entonces acceder a la Cámara sin ningún problema. Al menos por el momento.El Constitucional cuenta con un plazo de cinco meses para deliberar. El Gobierno recurrió la norma andaluza el pasado 7 de marzo al considerar que esta vulnera los derechos constitucionales de sufragio pasivo y de acceso a cargos públicos.

Los alcaldes del PP con acta de diputados son los siguientes: Juan Ignacio Zoido (Sevilla), José Antonio Nieto (Córdoba), Pedro Rodríguez (Huelva), Esperanza Oña (Fuengirola), Carlos Rojas (Motril), Dolores López (Valverde del Camino), Manuel Andrés González (Lepe), José Cara (La Mojonera, Almería) y Vicente Valero (Churriana de la Vega). Este último se ha incorporado a última hora al renunciar al acta de diputado el número 3 de la lista de Granada, Luis González, vicepresidente de CajaGranada.

Dos alcaldes de Izquierda Unida salieron elegidos diputados el pasado 25 de marzo, pero uno de ellos, Juan Serrano, ha renunciado a la alcaldía de Canena (Jaén). El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, no lo ha hecho todavía, según fuentes de IU, cuyos estatutos declaran la incompatibilidad de ambos cargos. Todo hace pensar que Gordillo compatibilizará ambos puestos hasta que se pronuncie el Constitucional.

La reforma de la Ley Electoral andaluza que declara incompatibles el escaño y la alcaldía fue aprobada por el Parlamento el pasado 23 de noviembre con el voto solo del PSOE y la abstención de IU. El PP votó en contra y ya avisó entonces que recurriría a los tribunales.

En la providencia, el Pleno del Tribunal comunica que da traslado de su decisión al Congreso y al Senado, así como a la Junta y al Parlamento de Andalucía para que "en el plazo de 15 días" formulen las alegaciones que estimen oportunas.Esta decisión se publicará en el BOE y en el Boletín oficial de la Junta de Andalucía en los próximos días.