Denuncian que el Instituto de la Universidad imparta cursos de "pseudociencia"

UNI Laica cree "inaceptable" que la institución académica acoja cursos dedicados a la formación de técnicos en disciplinas como el "Qigong" o "Taijiquan"

EFEGRANADA

La Asociación por la Defensa de una Universidad Pública y Laica (UNI Laica) ha denunciado este miércoles a través de un comunicado que desde el Instituto Confucio de la Universidad de Granada se impartan unos de formación sobre supuestas materias esotéricas o consideradas de "pseudociencia".

El colectivo cree "inaceptable" que la institución académica acoja cursos dedicados a la formación de técnicos en disciplinas como el "Qigong" o "Taijiquan".

La asociación considera "evidente" que se trata de cursos de carácter pseudocientífico y que abordan una supuesta "energía vital", el "arte de la alquimia interna" o el "estiramiento de meridianos de pulmón a intestino delgado".

UNI Laica ha advertido de que, de los doce docentes que aparecen en la publicidad de los cursos, sólo dos de ellos sean profesores universitarios, mientras que el "director técnico" de ambos no sea al parecer miembro de ninguna universidad.

Los cursos, con un coste de 1.100 euros anuales, se imparten al parecer mediante colaboración entre la Universidad y las Escuelas Superiores en artes marciales "Wudao" y "Serrato", entidades privadas que utilizan ampliamente en su publicidad los símbolos institucionales de la institución académica granadina.

Según la Asociación, en años anteriores estos cursos han tenido reconocimiento académico en forma de créditos de libre configuración.

Por ello se ha solicitado al rector, Francisco González Lodeiro, y otros responsables de la universidad información sobre los aspectos "dudosos" de los mismos y la retirada del apoyo institucional.

En noviembre del año pasado la Facultad de Psicología de Granada ya decidió anular el reconocimiento de un total de 8 créditos de libre configuración concedidos a un curso de "Constelaciones Familiares" considerado "pseudociencia" por este mismo colectivo, que denunció también que la institución académica respaldara esta otra iniciativa.