La Universidad de Granada pide a miembros del 15M que no ocupen la antigua delegación de la calle Duquesa

Los indignados han cuestionado el procedimiento, "de dudosa legalidad", con el que a su juicio se ha llevado a cabo el desalojo

IDEAL.ESGRANADA
Miembros del movimiento 15M esperan que los reciba el rector :: RAMÓN L. PÉREZ/
Miembros del movimiento 15M esperan que los reciba el rector :: RAMÓN L. PÉREZ

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desalojado por orden judicial a los miembros del movimiento del 15M que permanecían encerrados desde el pasado sábado en un edificio propiedad de la Universidad de Granada para reclamar su uso como espacio de trabajo del colectivo.

Según han informado fuentes policiales y del 15M, el desalojo de las once personas que ocupaban el inmueble, situado en la calle Duquesa de Granada capital, se ha producido sobre las 7.40 horas de este miércoles en virtud de la orden judicial dictada tras una denuncia presentada por la Universidad granadina. La institución académica tiene previsto instalar una biblioteca de la Facultad de Derecho en el edificio desalojado.

El operativo policial ha estado integrado por un subgrupo de dieciocho agentes, algunos de los cuales mantienen la custodia del edificio a la espera de lo que determine la universidad. Fuentes del Rectorado han informado de que se dirigieron al Juzgado tras tener conocimiento de que se estaba introduciendo en el edificio diverso material de obra y tras comprobar que no podían acceder al mismo personal de la institución académica para comprobar qué se hacía en su interior.

Ante esta situación, se solicitaron al Juzgado medidas cautelares para la protección de un bien patrimonial de carácter público. Tras el desalojo, un grupo de indignados se ha dirigido al Hospital Real, sede de la Universidad de Granada, donde se han entrevistado con el vicerrector primero, Luis Jiménez del Barco, y el gerente de la institución académica, Andrés Navarro Galera.

Según fuentes del Rectorado, los representantes de la Universidad han trasladado a los indignados su disposición al diálogo, pero les han pedido que no negocien desde "medidas de presión" como ocupar el edificio.

Por su parte, los indignados han cuestionado el procedimiento, "de dudosa legalidad", con el que a su juicio se ha llevado a cabo el desalojo, ha indicado un portavoz del movimiento 15M, que mantiene que la actuación se ha practicado "sin notificación previa o al menos con tramitación insuficiente".

El edificio estaba ocupado desde el pasado sábado, cuando integrantes del 15M se encerraron dentro para pedir un espacio público donde desarrollar sus actividades. Representantes del equipo de Gobierno de la Universidad de Granada pidieron el lunes durante una reunión con miembros del Movimiento 15M que restituyan a su estado anterior el edificio que mantienen ocupado en la calle Duquesa.

En el encuentro, que se celebró durante algo más de una hora en el Hospital Real y en la que ha participó el rector, Francisco González Lodeiro, la institución académica trasladó así a los "indignados" que desocupen este espacio para continuar con el cauce de diálogo iniciado.