#Acampadagranada: De mayo del 68 a mayo del 2011

Crónica de una madrugada: #AcampadaGranada ¿Quiénes son? ¿Cómo se organizan?

J. F. BARRERAGRANADA
Desalojo de la Plaza del Carmen. /G. MOLERO/
Desalojo de la Plaza del Carmen. /G. MOLERO

Democracia Real Ya es un movimiento surgido al calor de Internet, de las Redes Sociales, donde se organizan. Bueno, nacido al calor de un sector transversal de ciudadanos que quieren y piden y exigen una serie de cambios en el actual sistema democrático. En la madrugada de hoy en Granada, en los sucesos de la Plaza del Carmen, se vieron bastantes detalles para tratar de describirlos. Perdón, de explicarlos. Si me lo permiten, quizá de comprenderlos.

Todo comenzó a la luz del día, señal de transparencia, una de las características que este movimiento quiere trasladar sin ambages. El lugar elegido fue el Paseo del Salón, junto al kiosko. Como en estos casos, a un grupo en círculo se fue añadiendo la gente. Cuando se hizo la noche, sobre las 22 horas, se decidió subir hasta la Plaza del Carmen para acampar. Se organizaron las comisiones (hasta cuatro) y se decidió convocar asamblea y organizar el trasnoche.

El movimiento no es en absoluto anárquico porque está bien organizado. Uno de los momentos que más entristeció a las personas que se resistían entre las tres y cuatro de la mañana y las cuatro de la mañana de hoy a ser desalojados de la Plaza del Carmen del Ayuntamiento de Granada fue cuando desmantelaron la cocina de la acampada.

Era una serie de cajas grandes de cartón a modo de contenedores de reciclaje, una barra improvisada y muchas botellas de agua y de refrescos y algo de comer que acabó en el camión de la basura de Inagra que entró hasta el lugar de la Plaza del Carmen en donde estaba instalada.

Es sintomático, son los pequeños detallles, que hubieran tenido la idea de poner tres cajas de cartón grande rotuladas a mano con las siguientes palabras: Vidrio, Plástico, Papel. Es un mensaje a las claras de que no quieren ensuciar nada. De que ellos cuidan la ciudad, el entorno, el medio ambiente. Verde que te quiero verde.

A Mano alzada

Están organizados o al menos esa es la sensación que desprenden porque había organizadas al menos cuatro comisiones para debatir los puntos propuestos ¿Cuáles son los puntos? Los que la gente quiere debatir por turno de palabra y que son aprobados en cada asamblea a mano alzada. Bueno, a mano alzada no. Han preferido utilizar los aplausos. Pero los silenciosos, los que hacen los sordos levantando los brazos y haciendo girar las manos con los dedos abiertos en un sentido y en otro. Entre risas. Son mayoritariamente jóvenes, y gastan buen ambiente.

¿Cómo se pide la palabra? A mano alzada, como siempre. Entonces, aparece el megáfono la mayoría de las veces y el que habla lo utiliza. Es la caracola de William Golding en su novela El señor de las moscas, la que da y quita el derecho a voz. Tras la propuesta, se vota, y si se aprueba, se escribe boli en mano por una de las asamblearias en un largo lienzo de papel blanco. Luego, antes del desalojo policial, decidirán si lo cuelgan o si lo cuelgan. Es decir, si penderá de una pared en la misma plaza del Carmen o si se publicará en un blog en Internet.

El movimiento es asambleario pero es un movimiento donde prima, al menos en la acampada de Granada, el 'unismo'. donde cada uno se representa a sí mismo y tiene voz y voto en las asamblea. Eso genera a veces ciertos problemas, que se vuelven a resolver en votación. A medianoche la Policía Nacional, que no se desplegó en la Plaza del Carmen hasta que se les dio el ultimátum para desalojar (sobre las tres de la mañana) se acercó al corro principal e informó que no había permiso para realizar esta concentración. Que si quieren concentrarse, protestar o manifestarse, pueden solicitar el permiso pertinente. Que la concentración es ilegal. Que la Policía está para hacer cumplir la ley. Que si no se van opr su propio pie les desalojaremos. Hasta tres horas después, la Policía Nacional ni se desplegará ni comenzará el desalojo, uno a uno, del centenar de indignados que ocupan la Plaza del Carmen.

Son pacifistas

El movimiento tiene una virtud. Es pacífico. Del todo. Cuando en este momento de la madrugada los reunidos van tomando la palabra lo dejan claro. Muchos empiezan con un Yo soy pacífico, rechazan cualquier acto violento. La gente es joven, si me preguntan por la media de edad se puede decir que la treintena es una buena cifra para marcar la tendencia. Hay gente variopinta: chicos con camisas de cuadros metidos dentro del pantalón mezclados con tipos y tipas con rastas, se en estudiantes de la Universidad y uno, al tomar la palabra, hace explotar de risa a la concurrencia. A ponerse de acuerdo que me tengo que ir que mañana me tengo que levantar para ir a trabajar.

Pero es ciencia ficción tratar de buscar la taxonomía del hecho, de los miembros, de las conciencias que llenan esta madrugada la plaza del Carmen de Granada. Si se ve que hay gente que sabe organizar asambleas, redactar comunicados y al menos, que se atreve a negociar con la Policía Nacional. Uno de ellos, un veinteañero exquisito en sus formas, se acercó hasta dos veces a hablar con el agente de la Policía Nacional al mando para informarle de que la asamblea estaba decidiendo e iba a votar si nos vamos o si nos quedamos, y pedía una prórroga de tiempo. También dejaba claro que él solo se representaba así mismo.

La siguiente vez fue para asegurarse de que no se tomarían represalias contra ninguno de nosotros. A lo que el mando policial respondión con un firme: Caballero. Ni tan siquiera le he pedido a usted la documentación. Un veterano agente de la Policía Local de Granada, que también se encontraba desplegada, comentó: Nunca he visto a la Policía Nacional actuar de forma tan exquisita. Sin violencia, dando prórrogas para que se vayan por su propio pie.

Es verdad que cuando comienza el desalojo, uno a uno, de los que han decidido permanecer sentados en la Plaza del Carmen, se producen episodios de violencia. Que cuatro cimarrones de azul oscuro embotados, con guantes y cascos antidisturbios te levanten en volandas es un acto cuya dureza es directamente proporcional a la resistencia que el ciudadano opone. Así, hasta el momento, no se conocen partes de lesiones en esta acción de desalojo que se saldó con tan solo tres detenidos por resistencia a la autoridad.

Forma parte del futuro

Queda el componente de la sangre que hierve y se transmite en tinta electrónica. Las Redes Sociales como Twitter y Facebook, los teléfonos móviles de úiltima generación con conexión a Internet y los ordenadores portátiles son tan comunes ya en este movimiento que pasan desapercibidos. Completamente. Sirven para organizar pero sirven para convertirse en medio de comunicación. Les importaba y mucho, estar conectados con el núcleo principal, Madrid. Y para eso creaban etiquetas para que se puedan seguir todos sus mensajes a través de Internet. La etiqueta, la palabara clave del movimiento global es #democraciarealya . El común en España es #Nonosvamos . El de Granada es #acampadagranada y el que se sigue desde el extranjero es, atención, que España está en el centro de los ojos del mundo en este momento, es #SpanishRevolution.

Y esto es algo que a todos los reunidos les hace sentirse protagonistas de la historia y de lo que es más importante. De su propia vida, sus sentimientos y su conciencia. No es mayo del 68. Es mayo del 2011. Bienvenidos al siglo XXI.

Fotos

Vídeos