Copa del Rey. Cristiano Ronaldo por fin es decisivo para el Real Madrid

El portugués marca el gol de la victoria y lidera a un equipo que siempre le echó de menos en las citas importantes

A. M. BADÍA

Cristiano Ronaldo ya forma parte de la historia del Real Madrid y no por solo por su desorbitado sueldo. El portugués anotó el gol de la victoria ante el FC Barcelona en la final de la Copa del Rey, un tanto decisivo por suponer la consecución del título, el primero del portugués con la elástica blanca, y además un gol récord, ya que con la diana le permite superar los 42 goles que hizo con el United en la temporada 2007-2008, cuando conquistó el Balón de Oro. Ronaldo por fin aparece y lo hace ante el eterno rival, un equipo que le ha quitado el sueño en más de una ocasión y que ha superado en su primera final con el Real Madrid. Europa es su próximo objetivo.

Tachado siempre de desaparecer en las citas importantes, este miércoles y sin un 'nueve' claro, Cristiano Ronaldo fue el hombre decisivo. Ante el FC Barcelona el portugués se había acostumbrado a pasar desapercibido, el luso siempre deseaba dominar el encuentro y superar a Messi en calidad y decisión, pero la supremacía de los de Guardiola le impedía conseguir algo grande. Piqué siempre había sido su peor pesadilla, pero en Mestalla el luso supo como deshacerse del central. El planteamiento de Mourinho con el trivote y Özil benefició el juego de Ronaldo que mucho más cómodo pudo centrarse en el ataque sin descuidar su labor defensiva.

En el clásico liguero Cristiano terminó con su maldición frente a Valdés, a quien nunca le había marcado un gol, en Copa Pinto fue su víctima. Con el tanto Ronaldo supera su mejor registro goleador sumando 43 goles, el futbolista que había sido incapaz de ver puerta en sus seis primeros enfrentamientos con el FC Barcelona, equipo al que solo le había ganado en una ocasión (semifinales de la Champions 08-09 en Old Trafford), supo plantarle cara a los culés aliándose con sus compañeros y anulando el mediocampo catalán. En la segunda parte Messi, Xavi e Iniesta despertaron, pero los de Mourinho aguantaron el tirón y apostaron por el contraataque. Finalmente la victoria fue blanca y a estas alturas de temporada Cristiano ya suma 30 goles en Liga, siete en Copa y seis en Champions League.

Fotos

Vídeos