La granadina Vagamundos presenta un catálogo literario de perversiones sexuales

La editorial seleccionó los relatos de un blog dedicado a la recopilación de todo tipo de relatos breves sobre parafilias

JUAN LUIS TAPIA

Hasta mediados de los años setenta, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría consideraba desviado todo acto sexual que no fuera la penetración del pene en la vagina. 'Perversiones. Breve catálogo de parafilias ilustradas' (Ed. Traspiés), «no es en principio, un acto sexual, pero sí podemos considerarlo bastante desviado». Setenta escritores e ilustradores de diverso sexo, edad y condición entre ellos Ángel Olgoso, Raúlo Cáceres, Andrés Neuman, Pablo Gallo, Óscar Esquivias y Raúl Brasca han imaginado, fingido o dado alas a un variopinto catálogo de perversiones. Leer sus páginas servirá, entre otras cosas, «para descubrir qué tienen en común los enemas, las muñecas y las faltas de ortografía. Quién sabe, quizá esta noche, como propone Isabel Wageman, 'también tú usarás una venda'», dice el responsable de esta nueva edición de Vagamundos, los libros ilustrados de la editorial granadina Traspiés.

Autoanalismo, erotofonofilia, exofilia, tecnofilia, «y filofilia, porque muchas de estas manías placenteras son inventadas por los autores, como la bibliofilia, el amor a los libros», dice el editor José Antonio López. 'Perversiones' es un libro de relatos e ilustraciones consagrados al placer erógeno, destinado a ampliar el catálogo de las diferentes prácticas sexuales.

Fotos

Vídeos