Michelle Obama elige en Granada "tres tipos de chocolates" para su helado y su hija el sabor a "melón y frambuesas"

Michelle Obama invitó a los helados en 'Los Italianos', para ella uno de tres tipos de chocolate, y para Sasha, melón y frambuesa

E.P.GRANADA
Michelle Obama elige en Granada "tres tipos de chocolates" para su helado y su hija el sabor a "melón y frambuesas"

Michelle Obama, mujer del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su hija menor, Sasha, que llegaron sobre las 15,30 horas en coche oficial hasta la zona de la Plaza de Isabel La Católica desde donde se desplazaron hasta la heladería de 'Los Italianos' en Gran Vía para tomar un refrigerio antes de comenzar su ruta turística por la ciudad, eligió "tres tipos de chocolates" para su helado, mientras que su hija optó por los sabores a "melón y frambuesas".

En declaraciones a Europa Press Televisión, una de las empleadas de la heladería 'Los Italianos', Nuria, explicó que en general han degustado sabores "muy variados", aunque sí especificó que la señora Obama prefirió finalmente "tres tipos de chocolate", mientras que su hija pequeña optó por "helado de melón y frambuesas".

Sobre la estancia que permanecieron en el establecimiento, Nuria destacó lo "amabilísimas y gentilísimas" que tanto madre e hija, así como las personas que la acompañaban, han sido con todas las empleadas. De hecho, aseguró que en un primer momento no se atrevieron "ni a hacer una fotografía" y ha sido, precisamente, la primera dama estadounidense la que personalmente ha accedido a la barra de la heladería para saludar a los empleados. "Ha entrado -refiriéndose a la barra- con nosotros y nos ha dado un beso, además se ha hecho fotos con nosotros", manifestó entusiasmada la trabajadora.

Fotos con móviles

En este sentido, afirmó que incluso ha sido la señora Obama la que ha instado a los empleados a "sacar los teléfonos móviles" para fotografiarse con ellos. "Su séquito también nos ha hecho fotografías y nos han dicho que nos la enviarán", matizó.

Por último, esta trabajadora calificó la visita, "de una media hora larga" de duración, como "muy cariñosa e importante", al tiempo que destacó el ambiente "distendido" en el que ha transcurrido todo.

Por su parte, algunos curiosos que se agolparon a las puertas de la catedral para ver a Michelle Obama y a su hija pequeña, consideraron "maravilloso" que la familia Obama haya elegido la ciudad de Granada para pasar unas horas de sus vacaciones porque como coincidieron en afirmar es "muy bonita".

"Es un hecho histórico, una cosa extraordinaria" señaló una residente en la ciudad del califato, Carmen, mientras que una turista estadounidense dijo que esta visita demuestra lo "abiertos" que son los Obama porque "quieren conocer mundo". Finalmente, opinó que "les gustará" la ciudad porque ella se había quedado "asombrada con su belleza".

Fotos

Vídeos