Cultura cierra parte del Museo Arqueológico de Granada y encarga un estudio por la aparición de unas grietas

Los trabajos para esclarecer la gravedad de las grietas costarán 15.000 euros y se prevé que las obras se prolonguen durante dos meses

EFEGRANADA
Fachada del Museo Arqueológico de Granada :: RAMÓN L. PÉREZ/
Fachada del Museo Arqueológico de Granada :: RAMÓN L. PÉREZ

La Consejería de Cultura ha solicitado un estudio técnico tras la aparición de grietas en el Museo Arqueológico de Granada, en dependencias como el salón de actos, que ha tenido que cerrarse para apuntalar algunas vigas deterioradas.

Según han informado fuentes de la Delegación de Cultura en Granada, el estudio comenzará por el inmueble renacentista de la Casa de Castril, uno de los dos que compone el recinto museístico junto con la Casa de Latorre, que permanecerá abierta por lo menos hasta finales de junio cuando finalizará la exposición actual, dedicada al que fuera su dueño, el pintor Rafael Latorre.

El estudio arquitectónico y museístico ha sido encargado a la empresa sevillana Vorsevi, especialista en materiales y rehabilitación de inmuebles, y su primera fase, de consultoría, costará 15.000 euros, que se invertirán en fotografiar las humedades, recoger testigos de madera y pequeñas catas, han precisado las fuentes.

Los trabajos, a los que habrá que añadir labores de albañilería que podrían suponer el cierre parcial o total de las distintas áreas del museo, se prolongarán durante los dos próximos meses.

Diseñado para detectar y analizar "las patologías" del museo, el informe ha sido encargado una vez que el arquitecto de la Delegación de Cultura comprobara que los daños en la estructura del edificio podían revestir problemas para su conservación y el normal desarrollo de sus actividades.

En función de los resultados que se obtengan, la Junta de Andalucía dará traslado al Ministerio de Cultura, propietario del espacio, para que incluya la intervención necesaria en los Presupuestos Generales de 2011.

La Casa de Castril perteneció a la familia de Hernando de Zafra y se halla enclavada en la Carrera del Darro, en el antiguo barrio árabe de Ajsaris, sede a partir del siglo XVI de parte de la nobleza granadina tal y como muestran sus construcciones blasonadas.

En 1962 se adquirió la casa del pintor Rafael Latorre, aledaña a la anterior con el objeto de convertirla en una ampliación del espacio del Arqueológico de Granada, uno de los primeros fundados en Granada, junto con los de Barcelona y Valladolid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos