La A-92 estará cerrada dos noches para acelerar la reconstrucción de la vía tras el socavón en sentido Almería-Granada

El tráfico se desviará por la localidad granadina de Alfacar desde las 21,00 horas a las 7,00 horas los días 4 y 5 de marzo

EUROPA PRESSGRANADA
Estado que presenta la autovía. A.AGUILAR/
Estado que presenta la autovía. A.AGUILAR

La autovía A-92 permanecerá cerrada en sentido Almería-Granada a la altura del punto kilométrico 247 durante las noches del 4 y 5 de marzo, desde las 21,00 hasta las 7,00 horas, con el objetivo de acelerar los trabajos de reconstrucción de la vía tras el deslizamiento del terraplén en esta zona que ha afectado a la margen derecha de la autovía.

Así lo anunció la consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar, en el Pleno del Parlamento andaluz, donde comentó que esta medida afectará en principio a las fechas previstas y así "podremos responder con rapidez".

Aguilar explicó que durante el tiempo que permanezca cortado el tráfico en sentido Sevilla, éste se desviará por la localidad granadina de Alfacar, "garantizando la seguridad de los conductores" y "acelerando los trabajos para que cuanto antes" esté restablecido el tránsito de vehículos por la autovía, "una arteria fundamental para la comunicación y la generación de oportunidades en nuestra comunidad desde hacer 18 años", como la calificó.

En cuanto a los trabajos que se están realizando en la zona, la consejera explicó que "los técnicos son quienes están adoptando las medidas correspondientes" y de momento se está realizando la mediana y construyendo una pantalla de pilotes para sostener la margen izquierda, intacta por el deslizamiento de tierras. Posteriormente se procederá a ejecutar la solución técnica, consistente en la reconstrucción del terraplén y la restauración de la autovía.

"Estamos actuando con responsabilidad, rapidez y rigor", aseveró Aguilar, que añadió que el objetivo de todas las decisiones que se están adoptando "pretenden garantizar la seguridad de los conductores y de los trabajadores que desarrollan en estos momentos la labor de reconstrucción".

Por último, insistió en que la geología del terreno granadino y las intensas lluvias registradas en la zona son elementos causantes de este derrumbe, como ratifican informes de la Universidad de Granada sobre el terreno, y porque "la humedad y el agua son los peores enemigos de las infraestructuras viarias", dijo.