200 inmuebles vulnerables a terremotos fuertes en Granada

La Dirección General de Protección Civil cuenta con un programa denominado SES 2002 que permite simular los efectos de un terremoto de una magnitud determinada

M. VICTORIA COBO MVCOBO@IDEAL.ES
200 inmuebles vulnerables a terremotos fuertes en Granada

Localidades como Santa Fe y Pinos Puente en la Vega de Granada o Alhama serían las zonas más perjudicadas en caso de producirse un fuerte seísmo -de 6,5 a 7 grados de intensidad- en la provincia. Las dos primeras por las características de su suelo, que ampliarían el terremoto; la segunda, por estar ubicada cerca de donde se registran más movimientos sísmicos, según explica el investigador del Instituto Andaluz de Geofísica, Francisco Vidal.

Aunque un terremoto no se puede predecir, sí que se pueden prever los daños. La Dirección General de Protección Civil cuenta con un programa denominado SES 2002 que permite simular los efectos de un terremoto de una magnitud determinada. Un seísmo de 6,5 grados, con epicentro en Sierra Elvira, provocaría daños importantes, como apunta Vidal. «El número de edificios que sufriría un daño muy grave, incluso colapso -derrumbe- en la capital sería de 200. Se referiría a los edificios más antiguos. Habría 2.200 con problemas de estructura, 10.000 con daños visibles, 26.000 con algún daño y 43.500 con daños casi imperceptibles». En ese panorama simulado habría 15.000 personas que tendrían que ser realojadas pero no se llegarían a reproducir las tristes imágenes de Haití. Actualmente se está trabajando en actualizar con datos reales la situación de los edificios para poder hacer una simulación más fiable de esos efectos.

Los edificios de mampostería, los más antiguos, serán los que mayor daño sufrirían. Sin embargo, aquellas construcciones hechas de hormigón «están en un escalón más alto en cuanto a seguridad», matiza Vidal. «Sufrirían más daños las construcciones más antiguas, por ejemplo el Albaicín, el cercado bajo de Cartuja, la calle Real de Cartuja. En definitiva, toda la Granada 'vieja'», concluye.