Los hurtos en supermercados y grandes superficies de Granada se disparan

La Policía Local constata un incremento del 20% de las sustracciones en los últimos meses

MIGUEL ALLENDEGRANADA.
Las sustracciones que se están registrando son de productos de alimentación básica. :: RAMÓN L. PÉREZ/
Las sustracciones que se están registrando son de productos de alimentación básica. :: RAMÓN L. PÉREZ

Cadenas de supermercados y grandes superficies comerciales han visto un incremento en el número de hurtos de productos alimenticios básicos. Bien sea un paquete de jamón de york, azúcar o un paquete de legumbre, padres y madres de familia que pasan por dificultades económicas se encuentran ante la situación de tener que echar mano de forma ilegal de estos alimentos para poner un plato de comida caliente en la mesa. Normalmente, los hurtos no suelen superar los 30 o 40 euros, ya que si el volumen de lo sustraído es menor es más fácil poder retirarlo sin ser detectados.

La Policía Local de Granada tambíen ha notado el incremento en intervenciones por este tipo de delito. En estas navidades, se ha detenido a diez personas por hurtos de este tipo en el marco de la operación 'Plan Reno'. Desde 2008, cada año se ha notado un aumento en el número de intervenciones de un 20 o 30 por cien, a medida que iba proliferando la crisis económica.

Según fuentes de las principales cadenas de supermercado en Granada, los productos más sustraídos son loncheados y envasados al vacío, charcutería y conservas de mayor nivel alimenticio. También constatan que el perfil de la persona que comete estos hurtos ha cambiado y hoy día son ciudadanos normales que muchas veces se han quedado en el paro y recurren a estos extremos para poder alimentarse.

La otra cara de la moneda es el vigilante privado que tiene que interceptar a estas personas. Con la crisis, también se han reducido las contrataciones en este tipo de servicios por parte de las grandes superficies. El secretario de Seguridad Privada de las FES-UGT, David Arenas, afirma que ellos lo pasan mal al interceptar a estas personas porque saben la situación por la que atraviesan. En casos así, lo que se hace es obligar a devolver lo que se han llevado y abrir una ficha.