Francia, Japón, Alemania y Holanda secundan el cierre de embajadas en Yemen

Las delegaciones de EEUU y Reino Unido permanecen cerradas desde ayer y la de España con los accesos restringidos por las amenazas de Al Qaeda

AGENCIASSANÁ
Imagen de archivo de la embajada española en Yemen. /Efe/
Imagen de archivo de la embajada española en Yemen. /Efe

Las embajadas de Francia, Japón, Alemania y Holanda en Saná, la capital de Yemen, han secundado a EEUU y Reino Unido y han procedido al cierre de sus embajadas en el país por temor a un eventual ataque de Al Qaeda en Yemén, rama del grupo terrorista que EEUU ha señalado como impulsor del atentado frustrado en un avión dirección Detroit el día de Navidad. Frente a la decisión de estos países, España decidió ayer que su representación diplomática en Saná siguiera en funcionamiento, "abierta y operativa", aunque con los accesos al edificio restringidos por razones de seguridad.

Las delegaciones de EEUU y del Reino Unido en el Yemen mantenían hoy el cierre por segundo día consecutivo por temor a un del grupo terrorista Al Qaeda, según han informado fuentes de seguridad yemeníes y de la embajada de EEUU, que han subrayado que los efectivos que protegen ambas embajadas han aumentado su nivel de alerta.

Desde Alemania se ha especificado que el cierre de la embajada afecta sólo al acceso del público a su sección consular por "motivos de seguridad", según fuentes de la delegación. Por su parte, Holanda ha matizado que no existen amenazas directas y que se trata únicamente de una medida de precaución, ha informado Radio Netherlands.

Los departamentos consulares y de emisión de visados permanecerán cerrados toda la semana, al final de la cual volverá a analizarse el estado de la seguridad. No obstante, el personal de la Embajada continuará trabajando.

Alerta por el ataque frustrado de Detroit

La alerta desatada tiene lugar después de que se supiera que el joven nigeriano que intentó atentar contra un avión que aterrizó en Detroit el pasado 25 de diciembre, fue adoctrinado por Al Qaeda en la Península Arábiga.

El presidente norteamericano, Barack Obama, afirmó que la rama yemení de Al Qaeda estaba detrás de ese ataque frustrado y ha convertido el país en objetivo antiterrorista de EEUU. Al Qaeda, por su parte, ha asumido la autoría del ataque frustrado y ha asegurado que era una respuesta a la implicación de EEUU en Yemen y al apoyo militar prestado al Gobierno yemení, inmerso en una ofensiva contra la organización islamista.

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown ha convocado, con apoyo de Washington y de la UE, una cumbre global para tratar la radicalización en Yemen, que se celebrará el 28 de enero en Londres.