Una cooperativa de Láchar ofrece a los parados una cesta de Navidad por 1 euro

La iniciativa ha partido de los propios agricultores que pretenden ayudar a las familias sin subsidio y, al mismo tiempo, distribuir sus productos

ANTONIO MANSILLALÁCHAR
Presentación de las cestas que se ofrecen a partir de hoy. /A. MANSILLA/
Presentación de las cestas que se ofrecen a partir de hoy. /A. MANSILLA

Los cerca de doscientos agricultores socios de la cooperativa agraria Agroláchar S.C.A. han decidido en su consejo rector ayudar a las familias más necesitadas de Granada y provincia, ofreciendo una cesta de Navidad por el precio simbólico de 1 euro.

La cooperativa, que además de dedicarse a la manipulación de los productos de verduras y hortalizas y otros derivados del campo de la vega de Granada es conservera, está confeccionando cestas de Navidad con una selección de exquisitos productos de nuestra tierra.

Se trata de una esmerada recopilación de conservas que se presentan en una cesta de anea y papel de celofán y cuyo contenido tendría en el mercado un valor medio-alto al estar muchos de los productos elaborados a mano.

Según indicó Alejandro Cuesta, presidente de Agroláchar, la idea ha calado entre los socios y se pretende ayudar a aquellas familias que en la actualidad se han quedado sin subsidio de desempleo al agotarlo y carecen de un puesto de trabajo.

Para llevar un control de la entrega de cestas, que comenzará hoy jueves, las personas desempleadas deberán acudir a las instalaciones de la cooperativa en la avenida de Andalucía de Láchar, llevando como condición indispensable la cartilla de demandante de empleo -no siendo válidas las de mejora de empleo- y un certificado del Servicio Andaluz de Empleo al que pertenezcan, de no estar cobrando en la actualidad subsidio o paga alguna por el denominado popularmente 'paro'.

Nicolás Chica, gerente de dicha cooperativa, afirma que se trata de potenciar los productos que los agricultores producen en los pueblos del área metropolitana y otros cercanos, para hacerlos llegar a los más necesitados económicamente en época navideña y que tengan menos posibilidad de adquirirlos al carecer de recursos.

Esta medida 'anticrisis' tiene un doble valor más que simbólico pues, por un lado, se ayuda a personas con pocos medios, al tiempo que contribuye a que los agricultores distribuyan sus productos al no alcanzar un precio adecuado en el mercado.