El Papa nombra al candidato de Rouco nuevo obispo de San Sebastián

José Ignacio Munilla Aguirre, de 48 años, sustituye en el cargo a Juan María Uriarte por jubilación

COLPISAROMA
Munilla, durante una misa en Palencia. / R. C./
Munilla, durante una misa en Palencia. / R. C.

El Papa Benedicto XVI designó ayer a José Ignacio Munilla Aguirre, de 48 años de edad, nuevo obispo de San Sebastián, en sustitución de monseñor Juan María Uriarte (76 años), que abandona la diócesis por jubilación. En otro relevo dispuesto por el pontífice, el franciscano Jesús Sanz Montes, actual obispo de Huesca, ocupará la cátedra de Oviedo, hasta ahora sede de Carlos Osoro Sierra, nombrado arzobispo de Valencia en enero pasado.

El nombramiento de Munilla Aguirre, aún hoy obispo de Palencia y nacido en San Sebastián, responde a la apuesta del presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Antonio María Rouco Varela, de remodelar el episcopado vasco para limar el sesgo político y cierta afinidad con las tesis nacionalistas de las últimas décadas. La salida de Uriarte y la elección de Munilla, de perfil conservador, se interpreta en esa clave. No obstante, el prelado pidió que no se haga una lectura política del regreso a su ciudad natal como responsable de la diócesis donostiarra. En sus primeras palabras tras hacerse pública su designación, Munilla se comprometió a asumir el cargo con «humildad» e ilusión, consciente -dijo- de «la pluralidad y la diversidad» social y política guipuzcoana.

Por su parte, su predecesor y obispo saliente, el monseñor Uriarte (Fruniz, Vizcaya), ensalzó la «gran capacidad de trabajo y recia espiritualidad» de José Ignacio Munilla y pidió a la comunidad católica guipuzcona que le reconozca como «su legítimo pastor».

Munilla tomará posesión del cargo a principios de enero. Según su predecesor, goza de «buena salud, gran capacidad de trabajo, recia espiritualidad y notable vigor apostólico». En un comunicado, Uriarte recuerda también a la grey católica guipuzcoana la importancia de la comunión del pueblo con su pastor. Ésta «nunca es fácil en ningún rincón del mundo», apostilla.

Obispo joven

José Ignacio Munilla Aguirre nació en San Sebastián el 13 de noviembre de 1961. Estudió en los seminarios de Toledo y San Sebastián y es licenciado en Teología, en la especialidad de Espiritualidad, por la Facultad de Teología de Burgos. Fue ordenado sacerdote en 1986 en San Sebastián por el entonces obispo de la diócesis, José María Setién. Su primera labor pastoral fue como coadjutor en la parroquia de La Asunción, de la localidad guipuzcoana de Zumárraga. Allí prestó servicios desde junio de 1986 hasta 1990, cuando fue nombrado párroco de la parroquia de El Salvador, también en Zumárraga. En junio de 2006 se convirtió en obispo de Palencia, con 44 años, el más joven de España. Dentro de la Conferencia Episcopal Española se encarga de la Pastoral de la Juventud.

La elección de Jesús Sanz Montes como nuevo titular de la diócesis de Oviedo llega con menos polémica. Nació en Madrid el 18 de enero de 1955. Estudió Economía y Derecho Mercantil y trabajó en la banca privada. En 1975 entró en el Seminario Conciliar de Toledo y en 1981 ingresó en la Orden Franciscana (OFM). Fue ordenado sacerdote en 1986. Ha sido rector del Seminario Franciscano de Ávila, director de la Formación Permanente de la Provincia Franciscana de Castilla y ocupado otros cargos de la orden franciscana en la provincia de Castilla. En 2003 fue nombrado obispo de Huesca y Jaca, cargo que desempeñaba hasta ahora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos