Tratamiento integral a base de insectos

J. L. TAPIAGRANADA

«El uso de productos químicos es como matar moscas a cañonazos», dice Cristóbal Romera para explicar el tratamiento integral que siguen en la Alhambra. «Preferimos usar insectos que combaten a otros para poder eliminarlos y no romper el equilibrio de la naturaleza, del entorno». Uno de sus consejos es el uso de las llamadas mariquitas para combatir el pulgón. «Lo hemos probado y es muy eficaz», certifica Cristóbal.

No sólo algunos insectos son eficaces para poder luchar contra otros que perjudican el buen estado de las plantas, «porque las mimas plantas pueden luchar contra algunas plagas de insectos». En este sentido recomienda que una buena mezcla de determinadas especies vegetales puede acabar con la llamada mosca blanca, «el mayor enemigo de algunas plantas».

Romera se muestra muy satisfecho con la elección de estas técnicas 'integrales', «porque hay productos que más que beneficiar acaban perjudicando», comenta. Se refiere especialmente a algunos fertilizantes, «que consiguen un crecimiento rápido de las plantas, pero al final son atacados por plagas de insectos».

¿Por qué todo esto no se dice en las revistas especializadas? «Tú has visto los anuncios que se ponen en esas revistas, pues son todos de fertilizantes y productos químicos», contesta.

La Alhambra y el Generalife se apresuran desde hace años a aplicar otros tratamientos más respetuoso con uno de los entornos vegetales más excepcionales del mundo. Todas las decisiones sobre cuestiones de jardinería son tomadas por el director de este departamento, Rafael de la Cruz. No obstante, el especialista e ingeniero de Montes tiene en cuenta la opinión de algunos de sus jardineros, y ese es el caso de Cristóbal Romera.