Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Gente

Vídeos de YouTube desmontan las hazañas del televisivo Bear Grylls, un aventurero que exagera y manipula las situaciones extremas
29.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El superviviente farsante
Los programas de este ex soldado británico se emiten en 150 países. / IDEAL
Bear Grylls ha elevado los documentales de naturaleza al rango de 'reality shows'. A su lado, divulgadores como David Attenborough y nuestro Félix Rodríguez de la Fuente son cobardes guías turísticos. 'El último superviviente' -serie documental del Discovery Channel emitida entre nosotros por Cuatro- enseña cómo sobrevivir en un medio hostil sin más ayuda que nuestro arrojo. En realidad, los exóticos parajes son una excusa para que Grylls impacte a la audiencia con una sucesión de morbosas pruebas.
Así, este antiguo soldado del SAS (el cuerpo de operaciones especiales del Ejército británico) se lanza por barrancos, vadea rápidos, trepa por riscos y se zampa lo primero que pilla. Arranca de un mordisco la cabeza de una serpiente, destripa un camello para envolverse en sus vísceras, picotea cagarrutas y se bebe su propia orina. Es una estrella en el mundo anglosajón. Aparece en el programa de Oprah Winfrey y vende libros, vídeos y hasta el 'cuchillo Bear' (414 euros). También es el hazmerreír en Internet, repleto de vídeos que desmontan sus pretendidas hazañas.
Un ejemplo. Grylls se juega la vida y sortea una peligrosa grieta del volcán Kilauea, en Hawai. El estrecho paso se puede cruzar con los ojos cerrados, como demuestra un usuario de YouTube; en realidad, el remoto confín está repleto de coches. En otro vídeo nuestro héroe se pierde en una selva ignota sin agua ni comida. Lástima del hotel que asoma entre la espesura. Incluso hay una escena descartada de la propia serie, que revela el equipo de media docena de personas que le acompaña en todo momento.
En definitiva, puro espectáculo, mera ficción bajo un peligroso barniz documental, que ha llevado a la sección española de la ONG Proyecto Gran Simio a exigir a Cuatro la retirada del programa «por atentar contra la supervivencia de las especies en parajes naturales». Que Grylls se coma los bichos que se mete a la boca (nunca se le ve tragarlos) no resulta tan peligroso como el ejemplo que da a urbanitas descerebrados que pretenden imitarle. Hace unas semanas, tres estudiantes pamploneses fanáticos de 'El último superviviente' se adentraron durante una semana en el Pirineo navarro. Perdieron seis kilos y sufrieron hipotermia. Las mentiras de Bear Grylls comienzan para muchos en su propia biografía. Un compañero del Ejército jura que, de los 36 meses que estuvo alistado, 18 los pasó de baja. Su página web presume que, en su día, fue el británico más joven -23 años- en ascender el Everest y recuerda que sus programas se emiten en 150 países.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de ideal.es
más videos [+]
ideal.es
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS