Los hosteleros auguran su ruina si el Gobierno endurece el veto al tabaco

La Federación granadina recuerda que el sector ya perdió un 25% en ventas y tacha de «experimento» la medida anunciada por Sanidad

M. V. COBO| GRANADA
La mayoría de establecimientos de menos de cien metros se decantaron por permitir fumar. LUCÍA RIVAS/
La mayoría de establecimientos de menos de cien metros se decantaron por permitir fumar. LUCÍA RIVAS

Las últimas declaraciones de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en las que repetía su intención de prohibir totalmente el tabaco, indignan y preocupan a los hosteleros. Bares y restaurantes de la provincia granadina acumulan ya una caída en las ventas del 25% y un nuevo revés para los usuarios "nos supondrá un problema muy serio". Así lo indicaba el secretario de la Federación de Hostelería y Turismo, Antonio García.

La titular de Sanidad dijo ayer que la "sociedad española está madura para prohibir fumar en lugares públicos". Pero la visión de los hosteleros es bien distinta. En un momento delicado para el sector, el representante granadino tachó de "experimento" esta medida, que sería un golpe letal para bares y restaurantes.

Antonio García se lamentó de que la cartera de Sanidad tome esas medidas sin contar con los empresarios y que además no se tenga en cuenta el importante gasto que hicieron los hosteleros para adaptarse a la Ley Antitabaco en enero de 2006.