Los nuevos miradores comienzan a rodear Loja

Pequeños y grandes 'balcones' comienzan a dar a visitantes y lojeños "nuevas y espectaculares perspectivas de la ciudad", donde se ejecuta la Ruta de los Miradores

IDEAL |LOJA

Con el Mirador de Isabel I de Castilla prácticamente concluido y adecentadas las inmediaciones del mirador de Fray Alonso de Montúfar, en la Ermita de San Roque, la ciudad de Loja comienza a verse rodeada literalmente por "grandes balcones desde donde tener otra perspectiva, diferente y espectacular, de todo el casco urbano", explicaba hoy el alcalde, Miguel Castellano, que visitó las obras de adecuación de Vista Alegre, otro de los miradores que actualmente ejecuta el Ayuntamiento de Loja dentro del Plan de Turismo Sostenible de la Junta, que gestiona en la comarca el GDR del Poniente Granadino.

Con el objetivo de convertir el municipio en un "museo al aire libre" como recordaba el primer edil, las áreas de Cultura y Turismo ejecutan en los últimos meses las obras de los más de diez miradores que se están realizando en sucesivas fases, "que contarán con el añadido de estar vinculados a personajes en muchas ocasiones desconocidos para los lojeños y lojeñas y sin embargo ilustres, y, además, de ser descritos al visitante con cómodas audioguías", adelantaba el alcalde.

Desde todos los puntos cardinales, vecinos y foráneos "podrán así disfrutar de extraordinarias vistas desde miradores que, como en el caso del de Vista Alegre -también conocido como del Vía Crucis por su proximidad a la Ermita del Calvario- disponen incluso de balcones volados que permiten 'flotar' sobre una panorámica integral de Loja", destacó.

Castellano se refería asimismo a los otros dos miradores cuyas obras ya están a punto de concluir, el de Isabel I y el Fray Alonso de Montúfar en San Roque. Según el primer edil, "todos estos espacios conforman una ruta que va a dar un atractivo más a Loja y su oferta turística al tiempo que poner en valor muchos de nuestros barrios y, sobre todo, espacios sumamente degradados, como ha ocurrido hasta ahora con Vista Alegre o los espacios donde irán los miradores y motivos escultóricos de José Val del Omar -en la Calle Real- y Boabdil y Moraima -en el entorno de la Alcazaba lojeña-".

En total serán 800.000 euros los que se inviertan en la mencionada rura, un museo urbano en que la Consejería de Turismo aportará a través del Plan de Turismo Sostenible 450.000 euros y el Ayuntamiento el resto. Por último Castellano subrayó el interés cultural de este proyecto, que permitirá vincular diferentes espacios de la ciudad con personajes ligados a la historia de Loja, en muchos casos poco conocidos por los propios lojeños, como Fray Alonso de Montúfar -importante obispo de México en una época trascendental y protagonista del mirador de San Roque-, Aliatar en el Mirador de la Alcazaba o Moraima. El Mirador de Vista Alegre, Isabel I de Castilla en su nuevo y espectacular Mirador de la Avenida de Andalucía, Montúfar ante la Ermita de San Roque, Pérez del Alamo en la gran plaza prevista junto al pabellón y el centro de salud, Moraima, Boabdil, Ibn al-Jatib y Aliatar en el entorno del Barrio de la Alcazaba, Washington Irving en la Esperanza ante el Monumento de Los Infiernos, el Gran Capitán en la plaza de la Victoria ante la que fuera su casa y José Val del Omar junto al Mesón de Arroyo constituirán un nuevo itinerario de espectaculares vistas con el que vecinos y turistas se encontrarán en sus paseos por la ciudad.