Dos accidentes en un día en la rotonda del Cerro de la Virgen

El exceso de velocidad y el incumplimiento de las normas convierten en un peligro la glorieta regulada por 'cedas'

M. NAVARRETE| MOTRIL
El motorista en el suelo, minutos después del accidente. /ALFREDO AGUILAR/
El motorista en el suelo, minutos después del accidente. /ALFREDO AGUILAR

Cuando los trabajadores de las oficinas del edificio Costa Tropical, en pleno centro de Motril, escuchan un fuerte y seco «¡pum!» ya no necesitan ni asomarse a las ventanas para saber que ha pasado. Los pequeños accidentes en la rotonda del Cerro de la Virgen se han convertido en el pan nuestro de cada día desde que se eliminaron los semáforos en esta glorieta, que en la actualidad sólo está regulada por señales de ceda el paso dibujadas en el suelo.

El exceso de velocidad y la falta de respeto generalizada por las normas de tráfico -los conductores se saltan continuamente los ceda el paso- provocan situaciones de peligro a diario, que ayer se tradujeron en dos colisiones con un herido grave.

Por la mañana, este periódico era testigo de la colisión de dos turismos. Por fortuna no hubo heridos pero los coches quedaron obstruyendo la calzada y la Policía Local tuvo que acudir a regular el tráfico de la zona, donde se arremolinaban ya un montón de curiosos. Y muchos más curiosos acudieron por la tarde tras el segundo accidente, que también presenció IDEAL. Un motorista resultaba herido grave tras ser arrollado por un vehículo que bajaba de la avenida de Andalucía, en el mismo punto de la rotonda, justo en el ceda el paso. El hombre, que por fortuna llevaba el casco, fue atendida por el 061, que lo trasladó al hospital comarcal con heridas graves.

El concejal de Tráfico de Motril, Antonio Pérez, admitió la conflictividad de la rotonda pero descarta volver a regularla con semáforos, ya que su supresión ha funcionado para dar fluidez a la bajada al puerto. Según Pérez, no es cuestión de semáforos sino de concienciación con las normas de tráfico. «El exceso de velocidad está siempre detrás de los accidentes en esa zona, donde hay que ir a 20 por hora. He pedido a Tráfico un sinemómetro para controlar los excesos de velocidad y esperamos que pueda funcionar en junio», señaló. Además, el Ayuntamiento se planteará dotar a la rotonda de más control «con una pareja permanente de Policía Local».

Fotos

Vídeos