La paciencia tiene un límite

Después de 3 años y 1.360.000 euros librados, la carretera entre Domingo Pérez y Dehesas Viejas no se termina

ROSARIO R. UTRILLA |DOMINGO PÉREZ

El alcalde de la Entidad Local Autónoma de Domingo Pérez, Antonio Juguera Cañadas, dice que «la paciencia tiene un límite». Y no es para menos si se tiene en cuenta que después de tres años y más de 1.360.000 euros librados, los 4,5 kilómetros de carretera entre esta localidad y Dehesas Viejas sigue sin terminarse.

En diciembre de 2008 el tramo estaba ya preparado para echarle el asfalto, pero vinieron las tormentas y las lluvias y no se pudo hacer. No obstante todos esperaban que reanudadas las obras se terminaría como estaba previsto, tras repararse los daños que causaron las lluvias. «Sin embargo no ha sido así afirma Antonio Juguera y el diputado de Obras y Servicios, Aurelio Torres, ha dejado la entrada a Domingo Pérez, con poco más de un kilómetro de longitud, sin asfaltar y sin reparar los daños causados por las lluvias».

Los vecinos de Domingo Pérez dicen estar hartos de que «se nos ningunee. Sentimos rabia, impotencia, no sabemos dónde acudir, ante otro nuevo atropello de Diputación, ante tantas promesas incumplidas desde el 2005 en que se hizo el primer proyecto».

Ya el verano pasado se denunció el estado tercermundista de este tramo de carretera y el estado actual en que se ha quedado ese kilómetro «es de auténtica vergüenza», afirma el alcalde.

«¿Cómo se puede decir que vamos a acometer la tercera modernización de Andalucía, cuando se hacen estas chapuzas? ¿Por qué no se acaban los proyectos que se empiezan? ¿Cómo un político se compromete a llevar a cabo una obra y otro de su mismo partido, que lo sustituye, incumple esa promesa? ¿Qué credibilidad puede tener el Sr. Aurelio Torres cuando en agosto de 2008 presenta un proyecto nuevo y se compromete a terminar la carretera en noviembre, y en mayo de 2009 todavía queda un kilómetro sin terminar y, además, manda rehacer ese proyecto a los técnicos y «dónde dije digo, digo diego»?, se pregunta con indignación Juguera Cañadas.

Y es que desde hace 25 años o más no se había acometido obra alguna en esta carretera y ahora « no se puede permitir una chapuza y que dentro de poco tiempo se levante el firme porque no se ha invertido el dinero adecuado», matiza el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos