Un niño de trece años enseña a quince jueces andaluces a comprender las redes sociales

El chaval compartió el estrado con expertos de la Agencia de Protección de Datos y el jefe del grupo de Delitos Informáticos de la Policía Nacional de Sevilla

C. MORÁN |GRANADA

El 'profe' le dio al teclado la pantalla registró el siguiente 'ciber diálogo': ¡Cuidado con lo que decís, que estoy rodeado por quince jueces!

¡Quince jueces, ¿qué has hecho, tío?!

Explicar el funcionamiento de las llamadas redes sociales, la gran vedete de Internet, es algo que podría hacer un niño. ¡Pues que traigan a un niño!. Dicho y hecho, allí estaba el chaval: trece años y ya convertido en todo un profesor.

Sentados frente a él, quince magistrados -de Menores, de Instrucción, Primera Instancia- llegados de toda Andalucía para la ocasión. Ha ocurrido en Sevilla, en el marco de un curso -organizado por la Junta y el Consejo General del Poder Judicial- pensado para que los jueces se familiaricen con las nuevas tecnologías.

Además del chiquillo, en la jornada formativa participaron expertos de la Agencia de Protección de Datos y el jefe del grupo de Delitos Informáticos de la Policía Nacional de Sevilla.

Según el director del curso, el jurista granadino Emilio Calatayud, la lección que impartió el chaval fue muy provechosa para los alumnos, que le premiaron con un sonado aplauso. Hombre, le habríamos invitado a un refresco y tal, pero es que tenía que ir a entrenar.

El improvisado profesor era hijo de una funcionaria de la Junta. Ella fue la que ofreció los servicios del chaval porque entendía de eso.

A grandes rasgos, los jueces aprendieron a 'agregar amigos' y constataron que suplantar la personalidad en una red social es un juego de niños, y nunca mejor dicho.

La experiencia fue muy satisfactoria. De hecho, ya están buscando un conferenciante de parecidas características para que participe en el Congreso Nacional de Jueces de Menores, que tendrá lugar el próximo mes de junio en Valencia.