Las acometidas de aguas y las obras en avenida de Pulianas cortan la zona norte

Los trabajos de la Gerencia de Urbanismo y la Junta de Andalucía durarán todavía siete meses

JUAN ENRIQUE GÓMEZ| GRANADA
Aquí estaba el carril bici y espacio reservado a bus y taxis y que ha sido destruido. / J. E. G./
Aquí estaba el carril bici y espacio reservado a bus y taxis y que ha sido destruido. / J. E. G.

Las obras, y las molestias que conllevan, han dejado de ser patrimonio exclusivo del centro de la ciudad. Ahora le ha tocado a la zona Norte, donde la mayoría de sus grandes arterias están cortadas o tienen su espacio reducido, y a partir de hoy comienzan los trabajos para el metro que cerrará, entre otras calles, la carretera de Jaén. Gran parte de la avenida de Pulianas y la carretera de Alfacar están abiertas en canal, y pronto ocurrirá en Cardenal Parrado y en Periodista Luis de Vicente.

El motivo es la acometida de aguas del denominado colector norte, por donde entra el agua potable en la ciudad, la construcción de un distribuidor viario que conectará una de las carreteras autonómicas metropolitanas con el futuro cierre del anillo de Circunvalación, y la remodelación de la avenida de Pulianas hasta la placeta de San Isidro. Todo un gran entramado viario por el que pasan más de treinta mil vehículos en las horas punta y que ya sufren los problemas que acarrea dejar con un carril espacios que normalmente tienen dos en cada dirección.

El Ayuntamiento de la capital y la Junta de Andalucía han tenido que ponerse de acuerdo para acometer todas estas obras, cada administración en la parte que le corresponde. Los trabajos comenzaron para soterrar las nuevas canalizaciones de aguas. La empresa pública Egmasa tiene que construir un gran depósito de aguas entre la ciudad y Alfacar y Víznar. Este depósito no tiene sentido si no se cambiaban las canalizaciones por otras más modernas. Las acometidas se están realizando ahora, en una parte por la Junta de Andalucía, hasta la avenida de Pulianas, y el resto por el Ayuntamiento. Ha provocado que gran parte de la carretera de Alfacar esté abierta en uno de sus laterales y lo mismo en la avenida de Pulianas.

Remodelación

La existencia de esas obras se ha unido a la remodelación de la avenida Pulianas, que ya ha provocado que se destruya por completo el trozo de carril bici que se había inaugurado hace poco más de tres meses. Según la Gerencia de Urbanismo, la remodelación integral de esa avenida no se pensaba hacer ahora porque no había presupuesto para este año, pero al ponerse en marcha los Fondos de Inversión Local, que tienen una fecha límite para aplicarse, el Ayuntamiento decidió incluir esta obra en esa financiación del llamado Plan Zapatero, que tiene que hacerse ahora.

La remodelación de la avenida de Pulianas contempla el cambio completo de calzadas y aceras desde la rotonda de la media luna, en pleno corazón de la zona norte, hasta la placeta de San Isidro. Toda esta vía padece serias deficiencias en sus asfaltos y acerados, que a partir de ahora serán más anchas y sin barreras arquitectónicas, según los datos de la Gerencia de Urbanismo.

Los primeros trabajos en la avenida de Pulianas han comenzado ya en el tramo más cercano a la placeta de San Isidro, donde el carril bici ha desaparecido por el efecto de las máquinas excavadoras. En las próximas semanas continuarán desde la esquina con la calle Cardenal Parrado y la zona del cuartel Córdoba 10. A espaldas de las instalaciones militares ya están muy avanzadas las obras de los colectores y la conexión con la carretera autonómica, la denominada VAU-6, que conectará la ciudad con el futuro cierre del anillo de circunvalación, una carretera que, al igual que los colectores de aguas de esa zona, son construido por la Junta de Andalucía.

Estas obras, que se realizan por fases, tienen una inversión global de 3,4 millones de euros, de los que 1,4 corren a cargo de la Junta de Andalucía, y el resto corresponden a las que tiene que acometer el Ayuntamiento. De ellas, una parte estaba ya proyectada por el Ayuntamiento con anterioridad a la existencia del Fondo de Inversión Local, la obra de colectores que corresponde al municipio, pero las de remodelación de la avenida de Pulianas, alrededor de un millón de euros, se financian con cargo al Fondo de Inversión Local.