De la Fuente sorprende a los favoritos en la subida al Puy

El ciclista del Fuji Servetto ha lanzado el ataque decisivo en los últimos 300 metros de la ascensión al Puy

EFE |
De la Fuente sorprende a los favoritos en la subida al Puy

El cántabro David De la Fuente, del Fuji Servetto, se ha adjudicado hoy contra pronóstico la undécima edición del Gran Premio Miguel Induráin de ciclismo al imponerse en la llegada en alto en la Basílica de El Puy, en una clásica de 191,4 kilómetros de recorrido con salida y meta en Estella.

El ciclista cántabro tiró por la borda todo el trabajo del Caisse d'Epargne para controlar la carrera y jugársela con Alejandro Valverde. Pero el murciano no siguió el ritmo de los mejores en la llegada en alto, donde sobresalió De la Fuente por delante del ruso Alexander Kolbnev (Team Saxo Bank), segundo clasificado, y del alemán Fabian Wegmann (Team Milram), tercero en meta y uno de los favoritos tras sus triunfos en 2006 y 2008.

Sin la aparición de la lluvia, que hubiera condicionado mucho la carrera al hacerla más peligrosa por las continuas subidas y bajadas, transcurrió una clásica endurecida para esta edición con batalla desde el principio, aunque se llegó al final con el grupo de los elegidos.

El Caisse d'Epargne, equipo francés pero con domicilio social en Navarra, fue el auténtico dominador de la carrera. La formación liderada por Valverde controló el ritmo de la prueba para preparar la llegada al murciano, pero les faltó rematar la faena.

Los primeros aventureros

Dentro de la dureza de la clásica, que este año presentó un perfil más duro con once ascensiones, la escapada más destacada la protagonizó el cuarteto formado por el navarro Gorka Verdugo (Euskaltel), el checo Roman Kreuziger (Liquigas) y los rusos Vladimir Efimkin (AG2R) y Alexandre Botcharov (Team Katusha).

Estos corredores lo intentaron desde muy lejos y llegaron a disponer de 2 minutos y 10 segundos de ventaja respecto a un pelotón controlado en todo momento por el Caisse d'Epargne, que fue limando las diferencias en función de sus intereses para no ceder más fugados.

El cuarteto coronó Guirguillano, de primera categoría, con 2 minutos de renta, y Lezaun, de segunda categoría, con 1 minuto y 17 segundos. Poco después, Kreuziger se cayó momentáneamente de la escapada por una avería mecánica, pero consiguió engancharse de nuevo.

El desenlace

La fuga acabó en las rampas de Eraul, puerto de segunda categoría que era novedad en el Gran Premio Miguel Induráin y, aunque algún corredor intentó sorprender, los hombres del Caisse d'Epargne, con un entregado Luis León Sánchez, hicieron que se llegara al desenlace de la prueba, en la subida al Puy, con el grupo selecto unido.

Valverde se colocó bien en las primeras rampas, pero en un ataque largo lleno de fuerza De la Fuente sorprendió a los favoritos para imponerse con relativa claridad, por delante de Kolbnev y Wegmann, que conocía perfectamente el terreno tras sus dos triunfos en los últimos tres años.

Fotos

Vídeos