La Junta se come la mitad del terreno del Estadio de la Juventud para hacer oficinas

De los 31.000 metros, 12.000 serán para ubicar la sede de la Agencia Tributaria y otras oficinas autonómicas y otros 5.000 para tiendas y bares

JUAN ENRIQUE GÓMEZ| GRANADA
Situación en la que se encuentra actualmente el acceso principal del Estadio de la Juventud. / MERCHE S. CALLE/
Situación en la que se encuentra actualmente el acceso principal del Estadio de la Juventud. / MERCHE S. CALLE

Al final ocurrirá como habían avanzado las asociaciones de vecinos. El Estadio de la Juventud perderá la mitad de su espacio deportivo en favor de instalaciones administrativas, y en concreto de la Junta de Andalucía, que es la propietaria del actual complejo, abandonado desde hace años.

El Ayuntamiento aprobaba ayer el plan parcial necesario para iniciar la remodelación del estadio, pero en los datos del proyecto aparecía un dato contradictorio con las previsiones iniciales de la Junta para este lugar de la ciudad, Los 4. 950 metros cuadrados que se destinaban a uso administrativo, para oficinas de la Junta, han pasado a ser 12.359, y por tanto, de los 22.700 que se destinaban a equipamientos deportivos, se rebajan y se dejan en 12.000. Un gran bocado al terreno que implicará la eliminación de una parte importante de las previsiones deportivas del futuro complejo y la reducción del espacio que en la actualidad es para la práctica de deportes, aunque esté cerrado y abandonado.

Plan parcial

La concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto, informaba ayer de la aprobación del plan dentro de los acuerdos de la Junta Local de Gobierno del municipio. Aprobaba las modificaciones de uso necesarias para poder ejecutarse el proyecto presentado por la empresa adjudicataria de la Junta de Andalucía para materializar la remodelación y reforma del estadio. El gran complejo deportivo que la administración autónoma hacía público en enero de 2008, ha sufrido modificaciones importantes. Se hablaba de un complejo de 34.665 metros cuadrados que ahora es de 30.898, y de equipamientos deportivos a construir en una superficie total de 22.760 metros, además de 4.950 para usos administrativos y otros casi 5.000 para terciario, es decir para cafeterías, y tiendas. La sorpresa se presentaba al conocerse el plan parcial que contempla que los espacios deportivos se quedan en 12.000 metros y que los dedicados a oficina pasan a tener casi siete mil metros más que antes.

La pregunta está clara, ¿qué se eliminará del proyecto deportivo? ya que no se puede meter todo lo previsto en casi la mitad del terreno. Por parte de la Junta de Andalucía, la respuesta ha sido que el plan parcial municipal se elabora en base al proyecto entregado al Ayuntamiento, pero ese documento ha sido redactado y presentado por la empresa adjudicataria. De todas formas, la Junta ya indicó desde hace tiempo que el Estadio de la Juventud contemplaría un gran espacio para oficinas y sedes administrativas, entre ellas las de la Agencia Tributaria Andaluza, y consdiera que el espacio destinado a usos deportivos es más que suficiente y albergará todos los usos necesarios, ya que además de la parte que siempre ha estado ocupada por instalaciones para deportes, hay otros terrenos alrededor que forman parte del complejo y que no tenían uso deportivo. De hecho allí se encuentra el albergue juvenil, el antiguo colegio Emperador Carlos, y todos los metros dedicados a la piscina al aire libre y las cafeterías, además de los accesos que eran especialmente ámplios.

El proyecto

Los vecinos de esa zona esperan también que se materialice la previsión (aceptada por el Ayuntamietno) de construir un aparcamiento subterráneo debajo del estadio. Este estacionamiento tendrá 40.800 metros cuadrados y 1.350 plazas. El aparcamiento tendrá una ubicación estratégica, a escasos metros de las futuras estaciones del AVE y del metro.

La aprobación del plan parcial que permitirá la construcción del nuevo complejo se ha retrasado alrededor de cinco meses porque las modificaciones de uso necesitaban de la aprobación de las modificaciones que se habían realizado al Plan General de Ordenación Urbana, por lo que hasta que no se ha aprobado el PGOU no podía darse el visto bueno al plan parcial.

A partir de ahora se iniciarán otros trmámites que durarán entre cinco y seis meses, por lo que las obras no podrían comenzar antes de ese tiempo, y además necesita el informe favorable del Consejo Consultivo, además de un informe de la Junta en el que indiquen los motivos por los que se ha decidido que se cambia el uso de deportivo a administrativo a una parte importante del terreno. Hay que justificar que ya no es necesaria esa extensión de terreno para usos deportivos y sí lo es para instalaciones de carácter administrativo.