Y los regalos que vendrán en 2010

C. ZAHUMENSZKY

El año que comienza ya trae las primeras noticias sobre los 'gadgets' y las tecnologías que veremos en los próximos meses. 2009 es el año en que Microsoft comercializará su nuevo Windows 7. Las características de este nuevo lanzamiento y sus consecuencias sobre los actuales Windows Vista y XP aún son una incógnita, pero todo indica que Microsoft se ha propuesto enmendar los fallos que tantas desconfianzas han generado sobre Vista.

También en lo que respecta a sistemas operativos, Google es otro de los nombres que darán mucho que hablar en 2009. Tras el lanzamiento del primer móvil con sistema operativo Android, la compañía del buscador se prepara para lanzar en Europa el G1, primer teléfono en utilizar este software de código abierto respaldado por Google. El lanzamiento coincidirá con otros dispositivos similares y 2009 será testigo de la forma en que esta incursión de la compañía en los móviles es acogida por los consumidores. Las pantallas táctiles continúan siendo el modelo a seguir. Nokia aprovechará los primeros meses del año para lanzar su N97, una actualización de su buque-insignia con la que espera batir a los 'smartphones' que ya están en el mercado. A juzgar por su potencia y prestaciones, es probable que lo consiga, aunque tendrá que lidiar con el apego sentimental que genera el terminal de Apple.

Otro de los acrónimos que marcarán el año que comienza es la Televisión Digital Terrestre (TDT). Aunque el apagón analógico se producirá en abril de 2010, muchas comunidades autónomas ya están diciendo adiós a las emisiones de TV tradicionales en proyectos de implantación piloto. 2009 será también el año en que se apruebe la nueva ley que regule la TDT y dé luz verde a la creación de nuevos canales de televisión digital, que podrán verse desde casa o desde los móviles que integren esta tecnología. Queda aún por ver si la TDT conseguirá imponerse a los vídeos en Internet y a los canales 'online'. En 2008, el porcentaje de tiempo de ocio frente al ordenador ha superado por primera vez al número de horas frente a la caja tonta. De un modo u otro, la televisión tradicional está condenada a adaptarse o morir.

Control mental

Otras tecnologías como los televisores OLED -más brillantes y nítidos que los actuales- o el libro electrónico esperan su oportunidad para agarrarse al carro de la popularidad. La primera lleva ya años dando vueltas pero aún no ha conseguido siquiera empezar a calar en el mercado. En cuanto al libro electrónico, el alto precio de los dispositivos sigue limitando su uso a algunas experiencias afortunadas, como el Kindle de Amazon. El uso de papel electrónico pasa por ser la mejor opción para que podamos verlos pronto en el metro.

El año entrante también nos reserva otros inventos menos probables, pero sí posibles, como los primeros dispositivos para controlar videojuegos con la mente (ya ensayados y próximos a comercializarse) o sistemas de transmisión inalámbrica de electricidad para librarnos del último cable que nos ata a la mesa.

Sea como sea, la crisis económica que atraviesa el planeta no perdona y obligará a muchas compañías a recortar los precios de sus dispositivos para mantener las ventas. La eficiencia energética es la principal obsesión del sector para 2009, con dispositivos más fáciles de reciclar y que consuman menos energía.