El descubrimiento de la Náyade

El realizador Manuel Polls Pelaz presenta el documental 'Recuerdos de un olvido', una obra de siete horas de duración con el Sacromonte, Val del Omar y Cernuda como telón de fondo

JUAN LUIS TAPIA| GRANADA
El poeta granadino Fernando de Villena junto a la Náyade, en el documental. / IDEAL/
El poeta granadino Fernando de Villena junto a la Náyade, en el documental. / IDEAL

En la mitología griega, las náyades eran las ninfas de los cuerpos de agua dulce, encarnando la divinidad del curso de agua que habitan, de la misma forma que los oceánidas eran las personificaciones divinas de los ríos y algunos espíritus muy antiguos habitaban las aguas estancadas de los pantanos, estanques y lagunas, como en la Lerna premicénica de la Argólida. El realizador Manuel Polls Pelaz, en las siete horas de duración de su docu-ficción 'Recuerdos de un olvido (fluir primero: el río todavía)', se refiere a una Náyade de la Laguna de las Yeguas, a más de 3.000 metros de altura, 'aparecida' en el corazón de Sierra Nevada.

Este ser mitológico es encontrado por el poeta granadino Fernando de Villena, quien descubre la relación de la Náyade con el cineasta José Val del Omar y el poeta Luis Cernuda. Todo tiene cierta lógica, porque el cineasta granadino autor de 'Fuego en Castilla', Palma de Oro en Cannes en 1961, anduvo errante por Sierra Nevada tras su primer fracaso cinematográfico, allá por 1926. En esta especie de autoexilio para la reflexión, llevó consigo un reloj, una lupa y un imán. Val del Omar fue mostrando estos objetos a las personas que se encontraba por las altas cumbres de su retiro e interpretaba la personalidad de las gentes en función de los resultados de su test con la lupa y el imán, creando una teoría respecto a la confluencia y divergencia entre las civilizaciones de Oriente y Occidente.

El docu-ficción explota la posible relación de la Náyade con el remoto supuesto de que Val del Omar dejara en Sierra Nevada su lupa, imán y reloj en los alrededores de la Laguna de las Yeguas.

La vinculación de la Náyade con Cernuda le viene a través de la actividad del cineasta granadino en las Misiones Pedagógicas de Bartolomé Cossío, donde coincidió con el poeta sevillano.

El encuentro

Fernando de Villena aparece en diálogo con la Náyade para intentar una reconstrucción del tiempo a través de los recuerdos de diferentes personajes. «Tras años de investigaciones llevadas a cabo por el poeta granadino Fernando de Villena, se consiguió contactar en mayo de 2006 con una criatura femenina, muda y salvaje, que vagabundeaba descalza por la zona y que, durmiendo en una cueva, llevaba como único equipaje un corroído manto, y unos objetos que almacenaba cual tesoros, llevándolos siempre consigo: una vieja lupa, un imán oxidado y un reloj ruso de la época soviética», señala un texto promocional del filme. «Durante estos dos últimos años, -prosigue- Fernando de Villena consiguió un acercamiento a esta criatura Náyade, para rescatarla final y felizmente a la civilización».

Todo ese proceso fue filmado por el cineasta Manuel Polls Pelaz, quien ha decidido firmar una trilogía, de las que estas siete primeras horas rodadas constituyen la entrega inicial, ya que «en el año 2008 la Náyade, bautizada María Luisa Castilla Spa (por su relación con la Castilla de Val del Omar) en la Fuente del Aceituno por Fernando de Villena, ha estado en contacto con diversos poetas y antropólogos andaluces y murcianos».

Colaboradores

La obra, de la que han sido adquiridas mil copias por la Junta de Andalucía, es un homenaje al cineasta granadino y al poeta Luis Cernuda, su amigo y autor de 'Donde habite el olvido', en una mirada poética hacia la época de las mencionadas Misiones Pedagógicas, a través del descubrimiento de la Náyade, y su relación con el poeta De Villena. En el documental intervienen Rafael Guillén, Julio Alfredo Egea, Gregorio Morales, José Lupiáñez, Antonio Enrique, José Luis García Rúa, Curro Albayzín, Carlos Arbelos y el yerno de Val del Omar, Gonzalo Sáenz de Buruaga, entre otros muchos.

Fotos

Vídeos